El campo mexicano y su política de desarrollo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7171 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CAMPO MEXICANO Y SU POLÍTICA DE DESARROLLO

Fernando Paz Sánchez

Introducción

Los indicadores más relevantes del comportamiento registrado por el desarrollo rural de México, entre 1980 y 2006, permiten advertir una crisis que tiende a agudizarse. No obstante, conviene tener encuenta que nuestro país dispone de factores suficientes: tierra, trabajo, capital y organización para imprimir mayor dinamismo a la expansión productiva del sector agropecuario y convertirlo en uno de los pilares de su desarrollo económico y social.

La afirmación anterior se apoya en dos hechos fundamentales: México dispone todavía de recursos naturales suficientes y apropiados para impulsar laproducción agropecuaria y forestal. A la vez, conviene tomar en cuenta que el comportamiento registrado por este sector no ha sido siempre crítico. En efecto, entre 1940 y 1965, la producción del campo fue la más dinámica de la economía nacional debido a la concurrencia de varios factores: la reforma agraria emprendida por el presidente Lázaro Cárdenas, que trajo consigo la liberación del peonaje yel reparto de la mayor superficie apta para el cultivo; la demanda creciente de alimentos y de materias primas, tanto del mercado nacional como del exterior; la expansión del crédito agrícola y ganadero; la inversión pública y el gasto público que permitieron habilitar grandes extensiones para el cultivo bajo riego; la investigación genética y la producción de semillas mejoradas; la fabricacióny distribución de fertilizantes e insecticidas; la expansión de la red de carreteras y caminos rurales; la construcción y operación de silos y almacenes; el establecimiento de precios de garantía y el mejoramiento de los servicios de comercialización que favorecieron e impulsaron una mayor canalización de inversiones directas y recursos financieros de particulares a la modernización de lasprácticas y sistemas de producción.

El dinamismo del sector agropecuario a lo largo de esos veinticinco años (1940-1965) fue por demás positivo para la economía nacional toda vez que dio lugar a una oferta suficiente y barata de alimentos y de materias primas, proporcionó una demanda amplia a las manufacturas producidas en el país, impulsó la expansión de los servicios, se constituyó en proveedor defuerza de trabajo y en el principal receptor de divisas mediante la exportación de diversos productos.

Desde 1965 en adelante, el desenvolvimiento del sector agropecuario y forestal fue y ha sido cada vez menos acelerado. El mercado exterior dejó de ser gran demandante de productos nacionales al cobrar impulso la producción de bienes sintéticos de origen industrial que desplazaron el consumo defibras naturales como el algodón, y también otros productos, como el café. Estos hechos abatieron el ingreso de divisas, mismo que se encontraba apoyado, en buena medida, poco más del 50% del total, en la exportación de esos dos artículos. El cambio de la demanda dio lugar a una reconversión productiva que afectó principalmente a los agricultores comerciales de las tierras de temporal ubicadas enel centro, sur y sureste del país.

Entre 1965 y 1980, aunque la inversión pública destinada al desarrollo rural siguió siendo cuantiosa no pudo traducirse en incrementos de la superficie beneficiada similares a los conseguidos en la etapa precedente. Varios elementos explican ese resultado: los costos de construcción de las obras hidráulicas y de habilitación de las tierras se habían elevadode manera considerable; los terrenos por beneficiar eran menos propicios para la agricultura intensiva y de altos rendimientos; los nuevos beneficiarios carecían de tradición y experiencia en las prácticas agrícolas. Además, buena parte de los proyectos se desarrollaron en regiones tropicales donde resultaron más costosos y los éxitos demandaron más largos periodos de maduración.

Por otra...
tracking img