El capitalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1205 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONSUME Y SERÁS CONSUMIDO

"Una sociedad capitalista requiere una cultura basada en imágenes.
Necesita suministrar muchísimo entretenimiento con el objeto de estimular
la compra y anestesiar los dolores asociados a la clase, la raza y el sexo."

Susan Sontag (E.E.U.U., 1933-2004)

La oración del padre nuestro dice “hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo”, ¿la voluntad dequién?, la voluntad de Dios, pero la voluntad de dios llevada a cabo por sus intermediarios en la tierra, instituciones religiosas. Pero, ¿cómo saben cuál es la voluntad de Dios? La religión al igual que las tendencias resultantes del sistema económico del libre mercado, como el consumismo y la moda, alienan o esclavizan nuestra voluntad a la voluntad de otros, nuestra capacidad de decidir por nosotrosmismos. Entre los seres humanos y otras especies animales ocurre que la satisfacción de los deseos (entendidos también como necesidades) de un individuo o un grupo de individuos puede frustrar la satisfacción de los deseos de otro grupo de individuos. Ahí donde triunfan “democráticamente” conservadores o uribistas, pierden liberales y partidos de izquierda
La lucha del liderazgo por un grupo depersonas o manada, la lucha por el apareamiento (sublimado por los seres humanos bajo el concepto de amor) y en general la lucha por la supervivencia son condiciones que compartimos, por ejemplo, con primates como los chimpancés. El consumismo no es una necesidad natural, es decir, podemos prescindir de la adquisición de los productos que adquirimos compulsivamente, como trajes Armani o comidas enMc Donalds y aun así no nos moriremos y los chimpancés no desarrollan esta conducta en su medio natural. El consumismo es una actitud que pretende satisfacer la escasez de reconocimiento social moldeando nuestros gustos a la orden de necesidades que se profesan para aumentar capitales concentrados en pequeños grupos sin rostro.
Todo es una marca, todo es una serie repetitiva de historias ypromesas que están orientadas a satisfacernos de lo que carecemos, carecemos de cosas como fama y reconocimiento. Sin embargo, dicho reconocimiento sólo se logra imitando modelos de comportamiento expresados en medios como la televisión y el cine, monopolizados por grupos económicos que tienen alcances políticos. Sólo se llega a conseguir lo que las propagandas sugieren si se es famoso colocando lacara en una etiqueta de un producto de consumo masivo e innecesario, como una hamburguesa o un shampoo con más químicos que el anterior, sino se está en televisión se es un delincuente por beber demasiado o en el mejor de los casos un enfermo. No obstante, las estrellas de cine que se emborrachan hasta armar escándalos en las calles, son postuladas por el pueblo como miembros del estado y hastapresidentes.
La condena a la insatisfacción, a las dos tragedias de la vida que Oscar Wilde mencionaba en una de sus ingeniosas y generalmente verdaderas frases: “sólo hay dos tragedias en la vida, una es no conseguir lo que quieres, la otra es conseguirlo” son el resultado que experimentamos muchas veces los individuos regidos por la política de la economía del mercado. La frase de Oscar Wilde emanade un burgués insatisfecho que tiene que ocultarse bajo el cinismo porque sus deseos son considerados vicios por la mayoría que lo rodea. Esta inmerso en una clase social que en público proclama a gritos los valores de la familia y en fiestas privadas da cabida a festines decadentes, llenos de lujos que podrían pagar la comida de muchos hambrientos y de una inmoralidad que poco tiene que ver conla sagrada institución de la familia.
Lo inmoral en nuestros tiempos muchas veces es el resultado de una ambigüedad que tiene su causa en grupos de personas que mantienen privilegios con base en infundir miedo sobre quienes necesitan esclavizar para mantenerse poderosos, avergonzarlos, suprimir sus instintos, domesticar, nos escandaliza más y nos moviliza más en solidaridad con el dolor ajeno...
tracking img