El caracter del obrero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 256 (63990 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El carácter del obrero del Señor
CONTENIDO 1. Saber escuchar a otros 2. Amar a todos los seres humanos 3. Estar dispuestos a sufrir 4. Golpear el cuerpo y ponerlo en servidumbre 5. Ser diligentes 6. Restringirse al hablar 7. Ser estables 8. No ser subjetivos 9. Concerniente al dinero 10. Otros asuntos de importancia PREFACIO Esta serie de diez mensajes que tratan del carácter del obrero de Diosfueron traducidos y publicados previamente bajo el título El obrero cristiano normal. Ahora presentamos una nueva traducción de estos mensajes, titulada El carácter del obrero del Señor, en conformidad con el título que se publicó originalmente en chino. El libro abarca las diez cualidades principales que todo obrero del Señor debe tener, si desea serle útil al Señor. Estos mensajes los compartióel hermano Watchman Nee en 1948 durante un adiestramiento para colaboradores. El tono franco y directo que usó el hermano Nee obedece a la entrega incondicional de los participantes a dicho adiestramiento, quienes le dieron plena libertad para hablar y exhortar sin rodeos. Por tal motivo, sus palabras tocan lo más recóndito del obrero del Señor. CAPÍTULO UNO SABER ESCUCHAR A OTROS La vida personalde un obrero del Señor está íntimamente relacionada con su obra. Por lo tanto, a fin de determinar si alguien es apto para ser empleado por Dios, es necesario considerar su carácter, hábitos y conducta. Esto tiene que ver con la constitución de su carácter y la formación de sus hábitos. Tal persona no sólo requiere de cierta experiencia espiritual, sino una constitución apropiada en su carácter;el Señor tiene que forjar un temperamento apropiado en ella. Son muchas las características que deben ser edificadas, cultivadas y desarrolladas en un obrero del Señor a fin de formar en él los hábitos apropiados. Dichas características pertenecen más a su hombre exterior que a su hombre interior. A medida que estas características se formen en su hombre exterior, éste llegará a ser más útil alSeñor. Se requiere de mucha gracia y

misericordia de parte de Dios para que esto ocurra. El carácter no se forma de un día para otro. Pero si dicho obrero recibe la suficiente luz de parte del Señor y si sabe escuchar la voz constante de su Señor, Dios por Su misericordia reconstruirá en resurrección un nuevo carácter en él y los elementos naturales e indeseables de su persona serán restringidosy juzgados y no tendrán más cabida en su ser. A continuación mencionaremos algunas lecciones que todos los obreros experimentados del Señor han comprendido y han asimilado. Si alguno carece de alguna de estas lecciones, fracasará en su servicio. UNO La primera cualidad que mencionaremos es la capacidad para escuchar a otros. Todo obrero del Señor debe cultivar este hábito en su vida diaria. No mea refiero que deban oír a los demás en el sentido de obedecer lo que estos digan; a lo que me refiero es que deben saber escuchar a otros en el sentido de captar y entender lo que ellos dicen. Es muy necesario que este rasgo forme parte de la vida personal de todo obrero. Ningún obrero del Señor desempeñará bien su función si sólo le gusta hablar, pero no sabe escuchar a otros. La utilidad de talobrero será muy limitada si sólo es como una ametralladora que habla incesantemente. Ningún obrero del Señor debe volverse uno que habla sin cesar, sino que debe aprender a escuchar a los demás y a comprender sus problemas, interesándose sinceramente por ellos. Si un cristiano acude a un siervo del Señor en busca de ayuda, el obrero, al escucharle, deberá ser capaz de discernir tres clasesdiferentes de palabras: las que la persona expresa, las que intencionalmente se reserva y no las dice, y las palabras que oculta en lo profundo de su espíritu. Primero, debemos entender cabalmente lo que la persona realmente está diciendo. Para ello, debemos ser personas tranquilas delante del Señor, con una mente clara y un espíritu apacible. Nuestro ser interior debe ser como un papel en blanco...
tracking img