El cartel polaco en el siglo xxi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4430 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARTEL POLACO
El cartel polaco en el siglo 21

Ela Wojciechowska  

Leszek Żebrowski

Un buen cartel artístico debe estar compuesto por numerosos elementos. Su función principal es, sin duda, la publicitaria: atraer la atención y transmitir información. Basado en una idea original y un proyecto interesante, el cartel debe –a través de la imagen, el signo gráfico y un lenguaje sencillo–comunicar instantáneamente un mensaje a los transeúntes, de un modo en el que su contenido genuino pueda ser correctamente interpretado. Por una parte, el cartel debe transmitir el “ambiente” del tema al que está dedicado, y por otra –mediante la belleza, el humor, el color, la gracia u otros elementos– atraer la vista y enfocar la atención del receptor, permitiéndole asimilar plenamente lasintenciones del anunciante. Estos objetivos únicamente pueden alcanzarse manteniendo las proporciones adecuadas entre los elementos que conforman el cartel artístico, siendo necesario además que la colaboración entre el contratante, el diseñador, el impresor y el fijador de carteles se desarrolle correctamente. Es muy posible que, en un futuro próximo, los carteles impresos en papel sean sustituidos porimágenes visualizadas sobre pantallas casi planas, lo que llevará a la desaparición de los dos últimos eslabones de la cadena: el impresor y el fijador de carteles. No obstante, los contratantes deben confiar siempre en los diseñadores, y éstos a su vez han de estar debidamente cualificados para realizar su trabajo. Se trata pues de una profesión exigente, y el papel de la publicidad esextremadamente importante. Contrariamente a los pintores de caballete o grabadores, quienes disfrutan habitualmente de una libertad ilimitada, pudiendo dar rienda suelta a su imaginación, los diseñadores de carteles trabajan dentro de unos límites derivados de la temática y la recepción. Se espera que produzcan obras audaces y originales, de una calidad estética elevada, susceptibles de ser reproducidasmediante la imprenta y que hagan reaccionar vivamente a los transeúntes. Es muy fácil fracasar en el intento, y sólo alcanzan el éxito aquéllos que poseen el don de captar y resolver los problemas con grandes dosis de intuición y comprensión. Son precisamente las obras de estos autores, manifestación de su genio creador, las que merecen el calificativo de artísticas.
Me he dado cuentarecientemente de que ha transcurrido ya medio siglo desde que se dio a conocer ese fenómeno a escala mundial denominado Escuela Polaca del Cartel. Su fama se debe, por una parte, al trabajo de un equipo de docentes polacos formados en la época anterior a la segunda guerra mundial, y por otra, al de los jóvenes adeptos al arte de cartel, cuya iniciación se produce a mediados de los años cincuenta. El cartelpolaco continúa hoy en día disfrutando de un gran reconocimiento, tan afianzado –a pesar de que muchos artistas que contribuyeron a su formación ya no están entre nosotros– que las personas con conocimientos medios del tema tienden a atribuir a cualquier buen creador de carteles polaco la pertenencia a la citada escuela. En numerosas ocasiones escucho a personas procedentes de todo el mundo expresaropiniones halagadoras sobre este fenómeno tan genuino, sin ser conscientes de que, para quienes lo vivimos de cerca, finalizó a finales de la década de los setenta.
Debemos recordar que hoy en día los carteles son creados y funcionan en un medio completamente distinto al que hace años favoreció su desarrollo y determinó su forma. Por otra parte, la cultura visual de la sociedad está sujeta auna evolución continua. Sin embargo, mis interlocutores, sobre todo los jóvenes, se dan cuenta de que el cartel artístico polaco es distinto del que están acostumbrados a ver en sus países. Siempre despierta su interés, por su aire con frecuencia misterioso y por su capacidad de provocar vivencias estéticas. Nuestra postura es más crítica, porque sabemos lo que hemos perdido (me refiero sobre todo...
tracking img