El ciclista en el espacio urbano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8336 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

TRABAJO FINAL DE ANTROPOLOGÍA URBANA

El “ciclista” invisible:

¿Serán necesarios 25 años?

Lima, 13 de Julio de 2009

I. El “ciclista” inexistente:

Imaginarios sobre la “calle” y el uso de la bicicleta, a partir de una bicicleteada organizada porla municipalidad de San Martín de Porres

La bicicleteada (17 de mayo del 2009) estuvo abierta a cualquier persona que decidiera participar, sin ser necesario vivir en el distrito, bastaba solo con acercarse a la sede de la municipalidad e inscribirse. Una vez en la bicicleteada, todos los participantes se convierten en “ciclistas”. El punto de concentración podría ser leído como un espacio detransición entre el lugar real del ciclista en el espacio urbano y la bicicleteada; entre su situación marginal y una situación extra-ordinaria en que una masa de ciclistas ocupa, real pero, sobre todo simbólicamente avenidas y calles de una ciudad también suya.

En el punto de concentración, los participantes pueden reconocerse mutuamente como ciclistas, sin importar la frecuencia ni el fin conque, cotidianamente, cada quien use de la bicicleta. Hubo ciclistas, no obstante, que fueron con toda la indumentaria deportista; el resto fueron ciclistas “comunes y corrientes”. Agentes de la municipalidad dividieron a los ciclistas en 3 grupos: deportistas, adelante; adultos y jóvenes, al medio; niños, atrás. Que los deportistas estuvieran adelante, hace imposible entender la división en funciónde un orden por edad. Quizás, entonces, podríamos entender la división en función de un orden práctico por velocidad; los más rápidos y experimentados, adelante y los más lentos e inexpertos, atrás.

[pic]

Ciclistas uniformados en el “punto de concentración”

El “Paseo sobre ruedas” no se trató deexigencia ni de competencia, delante de cada grupo hubo agentes municipales marcando la velocidad. Ningún grupo fue más rápido que otro, el espacio entre ellos fue de tan solo unos metros, lo que evidenciaba una división pero aún permitía considerar a los ciclistas como una única masa. Entonces, ¿cuál fue el sentido de ubicar a los deportistas adelante? Si ningún grupo fue más rápido que otro, ¿porqué no haberlos dividido indistintamente por cantidad de personas?

Cuando uno piensa en “ciclista”, piensa en deportista, no tanto en una persona cualquiera que transite en bicicleta. Montar bicicleta es, ciertamente, un deporte; pero lo es también, no únicamente. En nuestro imaginario, de un lado, el ciclista no tiene un lugar en la calle (no existe) y, de otro lado, sus espacios son consideradospara el deporte.

En el imaginario nuestro, la calle son, únicamente, pistas y veredas, por donde transitan, respectivamente, autos y personas. Aunque en la calle “manejar un auto” no es considerado deporte, “caminar”, de otro lado, sí podría serlo. La persona común que transita por la vereda no es, sin embargo, considerada como deportista: es un “peatón”. Creemos que peatón es considerado todoaquel que camine por transitar; peatón no es, entonces, quien camine por deporte o por recreación (caso para el cual se utiliza, sobre todo, la expresión “salir a caminar”, que no incluye ni hacer deporte ni transitar). En el imaginario nuestro, la calle es un espacio de tránsito, más precisamente, de autos y peatones.

Cuando una persona sale a “montar bicicleta”, se entiende, en primer lugar,que ha salido a hacer deporte o, en todo caso, a pasear. No existe concepción de “montar bicicleta” como de hacer uso de un medio real de transporte; no existe un concepto análogo al de “peatón” para quienes utilicen la bicicleta para transitar.

Es posible, entonces, que los deportistas fuesen situados delante como representantes de lo que es ser un “verdadero ciclista”, de lo que es el uso...
tracking img