El cielo responde ii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 239 (59575 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Índice
El Cielo responde II (Eón) Grupo Elron


JORGE RAÚL OLGUÍN

EL CIELO
RESPONDE
II


Conversaciones con el Absoluto

Editorial Obnosis
Órgano de difusión del Grupo Elron


¿Qué dosis de verdad puede
soportar un hombre?

Friedrich Nietzsche



PRÓLOGO

Por Jorge R. Olguín

Las verdades más sencillas son aquellas
a las que el hombre llegamás tarde. Ludwig Feuerbach

Cuando mi Maestro, el Iluminado Jesús, dijo "dejad que los niños vengan a mí ", quiso decir en realidad que para comprender sus enseñanzas había que dejar de lado todas las ideas preconcebidas para poder ver las cosas tal como son en realidad.
Por eso, si por un instante nos volvemos niños, podremos aceptar, como la cosa más natural del mundo, que es el propioCreador el que se ha comunicado y que los diálogos que figuran en esta obra son reales.
En verdad, en última instancia las cosas son muy simples, y solamente el hombre las complica.
A alguien alguna vez se le ocurrió que Dios necesitaba intermediarios e inventó la iglesia, y así surgieron las religiones. Esto no fue más que una forma de manipular a la humanidad: "Nadie puede comunicarse conDios si no es por intermedio de nosotros", dijeron. Y por supuesto agregaron: "La única verdad que existe es la nuestra".
Más tarde, además de mandar a la hoguera a mucha gente que pensaba distinto, también inventaron las plegarias, que no son otra cosa que pedidos a Dios para que nos conceda algo que anhelamos.
Pero lo absurdo no está en la imposibilidad de comunicarse con el Creador, sino en laimposibilidad de que nos conceda todo lo que le pedimos, porque aun el mismo Absoluto está limitado por sus propias reglas.
Ustedes tienen el privilegio de estar entre los primeros seres humanos que conocen este material. Por algo será. Quizás se hayan ganado el derecho. Como nos lo dijera el propio Creador, nada es casual y todo tiene un por qué.
Cuando lean estos diálogos, les ruego quetengan en cuenta lo siguiente:
1) Es el médium quien, a través de su decodificador, traduce los conceptos espirituales a palabras. Por eso es importante que traten de captar el espíritu que está detrás de la letra, recordando el antiguo refrán esotérico que dice que "las palabras velan".
2) Ningún ser encarnado, sea de este planeta o de cualquier otro planeta del universo, es sabio en todas lasmaterias. Nadie, salvo el Absoluto, sabe todo de todo. Esto significa que si el médium contesta dando datos verdaderos a todo lo que se le pregunta, no es él en realidad el que responde.
Desde ya que mayor disparate aún sería pensar que un médium pueda ser la reencarnación de Dios. Ni siquiera el Maestro Jesús lo fue, pero como extraordinario médium que era, sin dudas el más grande de todos,tradujo con suma fidelidad las enseñanzas del Padre.
Esto también da por tierra cualquier idea de que el médium pueda estar inventando todo, simplemente porque este tipo de respuestas no se pueden inventar. No existe, reitero, el ser humano que tenga todas las respuestas.
En todos estos años he transmitido, o mejor dicho traducido, conceptos espirituales de muchísimas entidades, terrestres yextraterrestres, incluso de los niveles más altos, como las Energías divinas, los elohim y las Esencias. Y muchas veces, ante una pregunta de quien oficia de interlocutor, el profesor Horacio Velmont, manifestaron con toda sencillez y honestidad que no tenían la respuesta.
Esas mismas preguntas el propio Horacio Velmont se las hizo a Eón, y éste las respondió de inmediato. Esto es muy importante paratener en cuenta cuando cada uno evalúe, de acuerdo a su libre albedrío, el verdadero origen de los mensajes.
Y concluyo aquí este prólogo para darle cabida a los diálogos, después de una breve introducción del profesor Velmont y de mi propia hija, ya que son ellos mismos los que en definitiva tienen que dar testimonio de la verdad.


EL HUMOR DEL ABSOLUTO
por Horacio Velmont

Es...
tracking img