El circulo de fuego

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 329 (82015 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando Kate le dice a su compañero de instituto Jarrod Thornton que tiene poderes mágicos como ella, Jarrod piensa que está tan loca como su abuela, la “bruja” Jillian.
Sin embargo, muy pronto se descubre que Jarrod tiene mucho más que ver con la magia de lo que a él le gustaría. Su familia está marcada por un terrible hechizo y para acabar con él, los dos amigos deben viajar al pasado eintentar contactar con los antepasados de Jarrod. Así que, con la ayuda de Jillian, se trasladan a la Edad Media en un viaje durante el cual, además de vivir grandes aventuras y enfrentarse a enormes peligros, nacerá algo más que una simple amistad.

EL CIRCULO DE FUEGO
Marianne Curley

«Ignorar aquello que ha sucedido antes de que naciéramos significa permanecer como niños parasiempre. ¿Qué es la existencia de un hombre si no está vinculada a la vida de las generaciones futuras a través de los recuerdos del pasado?»
Cicerón

Primera parte
El viento

Kate
Se llama Jarrod Thornton. Su cabello es de un rubio rojizo y le cae sobre los hombros; tiene la piel fresca y sana y unos ojos de un verde intenso, como esmeraldas. Pero no son ellos los responsables de que nopueda quitarle la vista de encima. Hay algo más, algo casi perturbador, y ese «algo» es lo que me tiene cautivada.
Esta incómodo. Se encuentra de pie ante una clase de veintisiete quinceañeros, sin saber que hacer con las manos o adonde mirar con esos ojos tan particulares, y mientras su mirada recorre la pared del fondo del laboratorio con nerviosismo, compruebo que unos sorprendentes círculosazules rodean los verdes iris que se han paseado por encima de todos nosotros sin fijarse en nadie en concreto.
Colgada de un hombro levemente inclinada, lleva una mochila negra que tiene el aspecto de haber dado más de una vuelta al mundo. Apoya su peso alternativamente en una pierna y otra. y va vestido con el uniforme de rigor: pantalón gris. camisa blanca y una corbata roja a rayas. Pero nadatiene la pinta de ser nuevo.
El señor Garret, nuestro profesor de ciencias, nos pone al corriente sobre el recién llegado: su familia vino de Riverina hace sólo unos días y tiene un hermano menor, Casey, que va a primaria.
Según parece, no soy la única interesada en el nuevo. Tasha Daniels también le ha echado el ojo, pero el a lo observa fijamente, con descaro, con los sensuales labios un pocoentreabiertos y la provocación dibujada en el rostro. ¡Dios mío, que poco sutil es! De inmediato, y aunque los rumores dicen que últimamente las cosas no marchan bien entre los dos, le echo un vistazo a Pecs, el novio de Tasha y el chulillo de la clase.
Pecs no es su verdadero nombre, sino un apodo que le puso a los nueve años un entrenador de fútbol que quedó impresionado por su robustaconstitución y sus musculosos brazos. Pero el nombre encaja a la perfección con su personalidad, que ya entonces no prometía gran cosa. Lo sé porque yo estaba allí. El caso es que no puedo imaginar a nadie llamándolo Angus John, que es como lo bautizaron en honor de un familiar escocés ya fallecido. Ni siquiera los profesores se atreverían: Pecs es un bruto maleducado, un matón de esos que pueden convertirtu vida en una pesadilla. Y todo por divertirse.
Pecs se ha fijado en como mira Tasha al recién llegado y lo clasifica instantáneamente como una amenaza, un concepto lo bastante elemental para que su diminuto cerebro pueda entenderlo.
Decido echarle un vistazo a sus pensamientos, lo cual es una de las muchas habilidades que Jillian me ha enseñado. Siempre me dice que nací con un don para captarlas emociones, poder sentirlas. A lo largo de los años he perfeccionado mi habilidad hasta el punto de que me basta con concentrarme unos segundos y... ¡ya estoy dentro! Dentro del cráneo de Pecs.
«¡Oh, diablos!», grito para mis adentros y me retiro rápidamente mientras la cabeza me da vueltas. Ese tío es un volcán en erupción, y tengo la sensación de que me he acercado demasiado. ¡Vaya, vaya!...
tracking img