El club limonada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1060 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN TERRORÍFICO DÍA DE CLASES
RINNGGGGGGGGGG!!! Suena mi alarma para ir a la escuela, ¡Oh no!, tal vez no sea tan divertido levantarse después de haberme desvelado toda la noche terminando tareas que olvide hacer. Pero bueno en fin…eso no importa ahora sumerjámonos en mi mundo y acompáñame a una nueva aventura.
Estaba con unas ojeras terribles y cayéndome de sueño. Estaba en el pasadizo de miescuela y derrepente… PUM! PUM! mi corazón se agito fuertemente y que era… Un chico; lo veía solo de perfil pero con eso me conformaba, mis ojos brillaban y brillaban como si una estrella estuviera al frente de mí. Luego de un rato babeando por todo el pasillo, el chico volteo y para mi sorpresa...NO SABEN!!! Era horrible!!! Y tenía cara de sartén aplastada, así que volví a la realidad y mi corazónya no latía PUM! PUM! Sino que latía BUM! BUM! De tanto que quería explotar y vomitar en la cara de ese chico pero bueno…eso ya pasó y espero no vuelva a pasarme nunca en mi vida. Y nunca más confiar en aquellas mariposillas que me pasan por el estómago y esa baba cada vez que veo a un chico lindo de verdad o mucho menos los ojos como si hubiera una estrella. Ese recuerdo quedara marcado por todami vida… hasta volverme anciana y que me salgan arrugas, aunque creo que falta mucho para eso y es lo que más odio porque mientras más vieja, más voy a recordar ese momento.
Ya tratando de olvidar ese gran anécdota, entre a clases, yo estaba en el 6º grado “A”. Ahí tenía muchas amigas… y por cierto a mi mejor amiga Dana le conté sobre lo que me había pasado. Se mato a carcajadas creo que por casimedia hora!, bueno exagero, pero de igual manera se rio como uno de los chistes que cuenta Max, el chico más gracioso de la clase, y por cierto uno de los más guapos que está entre los top 10 de todos los chicos.
En la clase de matemáticas mi profesora comenzó a gritar como una loca y peor que yo estaba con el suceso pasado en mi cabeza, me sacó de quicio y me puse de mal humor. Me preguntabadentro de mí misma, ¿acaso mi profesora no dejará de renegar? ¿Hasta dónde mas podre aguantar este fuerte dolor de cabeza y las descabelladas palabras de la miss?- Me respondí a mi misma y dije en mi mente: Solo 15 minutos mas y termina el “castigo de la hora de matemáticas”…
Pasada la hora de matemáticas, me parece que se me paso el mal humor del día y decidí conversar un rato con Dana. Ella medijo si quería ir al cine esa tarde y con duda le respondí que sí, sin saber si podría o no.
Después de largas horas de interminables clases llegue a mi casa y tenía mucha tarea como para poder ir al cine con Dana. Le pregunté a mi mama si podía ir pero me dijo que no. Lo peor es que solo faltaban 10 minutos para que vaya al sitio donde nos encontraríamos con mi mejor amiga y no sabía qué hacerpara avisarle que no podré ir. Estaba desesperada!! Daba mil vueltas por mi dormitorio pensando en una forma de ir con Dana sin que mi mama se dé cuenta, pero no pude.
Al día siguiente llegue al colegio y cuando le hable a mi amiga Dana ella no me respondió. –Me pregunte a mi misma-umm…me parece que aquí hay problemas ¿acaso hay algo peor que estar peleada con mi mejor amiga? Yo dije, creo quedebo pedirle disculpas por una parte no debí decirle que iría al cine cuando no había preguntado aun y por otra no me parece gran cosa para molestarse conmigo después de ser tanto tiempo mejores amigas. –Pensé- esto es extraño…Dana nunca se molesta conmigo, algo está pasando.

Investigué un poco y me enteré que ella tampoco fue al encuentro del cine…pero ¿entonces porque no quiso hablarme?...talvez pensaría que yo fui al cine y estoy molesta con ella pero yo no fui!! Y ahora me siento mal. ¿Tal vez hice algo malo? .Ese día ya no le comente nada y tampoco hable nada sobre el tema y espere hasta el día siguiente para hablar con ella.
Al siguiente día hablé con ella y me dijo que el chico que me pareció horrible el otro día y al que le puse de apodo: cara de sartén aplastada, era el chico...
tracking img