El comienzo de algo maravilloso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1425 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Comienzo de Algo Maravilloso.

Todo comenzó un día común y corriente, Bárbara había cumplido 17 años y era su primer día de clases en el colegio. Ella era una chica un poco diferente a las demás; guapa, desfachatada, levemente andrógina, urbana, solitaria, inteligente, deportiva y muy creativa. Sus pasatiempos favoritos eran leer, practicar deporte, escuchar música y pasar tiempo a solas,pero lo que más le encantaba hacer era actuar a pesar de ser muy tímida.

Sus padres, Gabrielle y Carlos, con una mentalidad poco liberal, tradicionalista y sobre protectora, se contraponían siempre con lo que ella creía y pensaba respecto a como una chica debería de comportarse; Mariana, su hermana, un año mayor que ella era todo lo contrario a Bárbara: femenina, moderna, superficial, ególatra,social y poco imaginativa; Samuel, su hermano, cinco años mayor que Mariana con una mentalidad muy abierta, gustos refinados, elegante y distinguido. Socio de un bufete de abogados y dueño del 10%, lleva una vida llena de lujos y comodidades. Bárbara amaba mucho a su familia a pesar de lo distanciados que estaban, pero todo cambió cuando ella entró a su nuevo colegio.

Ella, un poco desorientada,pidió ayuda a unos chicos que estaban en el pasillo, indicándole cuál era su salón de clases. Entro al salón 4010 y ahí fue cuando lo conoció; alto, ojos aceitunados, cabello negro, tez un poco pálida y labios rosados. Ambos quedaron hechizados al momento de conocerse y desde ese momento Santiago la amo profundamente, y con ayuda de su amiga Eva le pidió que averiguara cual era el nombre de suamada. Los días pasaban y Santiago se enamoraba cada día más de Bárbara, aunque aún no tenia el valor para hablarle, solo se conformaba con verla desde lejos mientras ella, solitaria, lo miraba como si fuera una estrella de cine. Pasó un mes y él, desesperado por saber más de ella decidió acercarse y conquistarla por completo, así que para poder estar a solas con ella necesitaría ayuda de Eva, sumejor amiga.

Ella tratando de idear un plan que fuera perfecto para poder unir a Bárbara y Santiago, resulto un tanto maravillosa. Ambos se encontrarían en la cafetería alas 12:30, sin saberlo ella, pensando que vería a un tutor que le ayudaría con sus problemas de Álgebra. Ella llego puntual ala cita y pasados cinco minutos llego Santiago, él se puso muy nervioso al verla y estaba a punto dedar media vuelta e irse, cuando de repente escucho la voz más dulce decirle: ¡Espera! Él, abrumado por su voz, no hizo más que congelarse por completo. La piel se le erizo y se puso más pálido de lo normal, las piernas le temblaban y parecía que se fuesen a quebrar, pero a pesar de todo, él ya no tenia fuerzas para mantenerse alejado de ella. Era su aroma como una droga para él, su sonrisa podíailuminar hasta el más oscuro túnel, sus ojos tenían un destello que podía hacer que cualquiera sonriera con tan solo mirarla, esa sensualidad que ella tenia era única, hacia que Santiago sufriera un frenesí casi imposible de controlar. Ambos mirándose mutuamente no hicieron más que sonreír y platicar de su vida entera, pero había algo que, sin que ellos lo supieran, podía separarlos y no dejarlosser felices. La familia de Santiago era egoísta, fría, imponente, casi difíciles de ceder ante las personas que quisiera cortejar a cualquier miembro de la familia Soler; sin embargo, a Bárbara no le importaba lo que su familia y la de Santiago dijeran con respecto a la relación que iban a comenzar.

Todas las tardes ellos se reunían después de clases en una cafetería que estaba a dos cuadras desu colegio. Era el único sitio en el que podían estar a solas y platicar a gusto, debajo del gran toldo rojo de Allen’s, tomando una taza de café y comiendo un pedazo de tarta. A Santiago le encantaban las tartas.

Todo iba de maravilla, se amaban, iban juntos a todos lados, hasta que un día Santiago vio a Bárbara subirse a un automóvil extraño, a él le dio un poco de celos pero lo que más le...
tracking img