“El concepto de muerte en los orígenes de la religión griega“,

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2499 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista Archivum, Revista del Archivo Histórico de Viña del Mar, Año 2, N°2 y 3, 2000

EL CONCEPTO DE MUERTE EN LOS ORIGENES DE LA RELIGION GRIEGA Cecilia Inojosa Grandela El autor James P. Carse en su obra “Muerte y Existencia” nos relata...”No importa cuán claro y cabal sea el resto de nuestra autocomprensión, la incomprensibilidad de la muerte permanecerá replegada en su propio interior,royendo silenciosamente cada una de nuestras certezas”1. El concepto de muerte y el mundo de los muertos ha sido preocupación del Hombre desde la Antigüedad. No puede entenderse la vida sin su intrínseca relación con la muerte. En un sentido real, estos términos aparecen como si fuesen contrarios, pero ciertamente es la muerte la que da un real significado a la vida, haciéndola sentida, limitada, yen un deseo que permita aprehenderla y no dejarla ir, aunque sea por el corto tiempo de existencia en la tierra. Es en el ámbito religioso, en las vinculaciones del hombre con una entidad superior, donde se encuentra un claro cuestionamiento a la problemática de la muerte. Remontarnos a los orígenes de la religión griega resulta ser una empresa difícil. En los inicios de la cultura griega confluyenrealidades cuyas fuentes o testimonios son escasísimos. Sin duda una fuente a recurrir es Homero, para reconstituir el mundo épico o heroico, pero anterior a ello, el camino se vuelve más intrincado. La Religión Griega debe recordar su basamento primigenio en la lucha entre la concepción celestial olímpica y aquella telúrica titánica. El poder femenino que acompaña la tradición y las costumbres,personificado en la informe diosa GEA, tendrá los poderes de la misteriosa naturaleza. Las fuerzas oscuras serán su dominio, y la muerte su mayor aliado. Nos encontramos ante un primer mundo religioso, sagrado, que protege el rito, con toda la significación que este conlleva, intentando producir fructifica sanación. Una

1

CARSE, James, P: MUERTE Y EXISTENCIA. PAG. 11.

1

RevistaArchivum, Revista del Archivo Histórico de Viña del Mar, Año 2, N°2 y 3, 2000

religión particular, agraria, familiar, que cuida a sus muertos que son sus antepasados. El rito funerario es parte de su vida diaria, es esencial porque el hombre que ya está muerto continúa de algún modo vivo, pero ahora con la fuerza que le da el pertenecer a otro mundo, cuyos poderes son desconocidos pudiendo llegar aser ilimitados. Este culto, anterior a Homero, y que prevaleció, a pesar de la tradición homérica existente, llegó a ser de importancia, no solo para entender el mundo religioso en formación, sino también, en todo el desarrollo de la cultura griega posterior. Esta “Religión de la Muerte”2, de sus actitudes frente a ésta, es el tema de nuestro estudio. Para adentrarnos a lo que se considera cultoreligioso o religión, nos ceñiremos a la explicación que relata James Frazer en su obra “La Rama Dorada”, quien manifiesta lo siguiente: “Por Religión entendemos una propiciación o conciliación de los poderes superiores al hombre, que se cree dirigen y gobiernan el curso de la naturaleza y de la vida humana”3. Se concibe, entonces el hecho, que el hombre cree en un dios, y como lo afirma Frazer,intenta complacerlo, de ahí que sea necesario ciertos ritos o actitudes para estar en perfecta comunión con él. No podría, pues, hablarse de Religión si no conlleva un temor y/o amor a su dios, asumiendo que, dependiendo de nuestra actitud para con el dios, éste va actuar con nosotros, lo que nos estaría indicando que el destino del hombre puede ser cambiado. Según Frazer, la magia es anterior a lareligión, por lo tanto, no le es extraño a lo religioso, un sentido o forma de pensar mágico, cuestión que no era típicamente griega, en el orden impuesto por Homero, situación que destaca Otto4.

2 3

Acepción acuñada por FUSTEL DE COULANGES: La Ciudad Antigua; Porrua, México, 1974. FRAZER, James: LA RAMA DORADA; Pág. 76. 4 OTTO; LOS DIOSES DE GRECIA, EUDEBA, Buenos Aires, 1973. “Lo que aquí...
tracking img