El conde de montecristo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4381 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

El resumen que a continuación presentaré se basa en el libro “El Conde de Montecristo“, escrito por el autor francés Alexander Dumas.

Hablando un poco del autor, podemos decir que nació en el año 1802 y murió en 1870. Fue muy destacado en Paris, la obra que contare a continuación fue escrita entre los años 1844 y 1850.

En el inicio de la historia, podemos ver alprotagonista, Edmundo Dantés, llegando al puerto de Marsella en el “Faraón”, perteneciente a la flota del buen Sr. Morrel, el cual al saber la lamentable noticia de la muerte del capitán Leclerc, ascendió a Dantés a su puesto, Éste quedó muy feliz, puesto que con ese dinero podría ayudar mucho más a su padre, quién estaba ya muy entrado en edad y al mismo tiempo, podría hacer, al fin, la ceremonia dematrimonio en donde se casaría con su prometida Mercedes.

Con Mercedes era una gran muchacha, tenía uno más pretendientes, entre ellos Fernando Montego, su propio primo, quien por varios años estaba tratando de conquistarla. Fernando, al saber del próximo matrimonio, fue a pedirle a Danglas, un amigo, también marinero, que tenía Dantés, que ayudará a impedir la ceremonia. En esos momentos llega GastónCaderousse, un sastre que había en aquella región y dijo que lo único que se podía hacer, era eliminar al novio. Y así surgió la idea. . .

Esta mágica historia comienza el 24 de febrero de 1815 llegaba al puerto de Marsella, procedente de Nápoles, el buque faraón, minutos después un joven marino llamado Edmundo Dantes salto a tierra y de dirigió al armador, quien lo esperaba en la explanada.Ha ocurrido una desgracia, señor Morrel dijo el joven, el valiente capitán Leclere murió de una fiebre cerebral poco después de dejar Nápoles.

¿Y el cargamento?

Ha llegado bien; aquí viene su sobrecargo el señor Danglars, quien le informara sobre todo lo referente a la carga.

Dantes cedió su lugar a Danglars, quien venia al encuentro del señor Morrel.

Danglars era un hombre de sombríoaspecto, obsequioso con sus superiores e insolente con sus subordinados, por lo cual no era querido por la tripulación.

Ya supo de la desgracia, ¿No es así señor Morrel? Dijo Danglars.

Si, si ¡Pobre capitán Leclerc! ¡Era un hombre cabal y honrado!

Si replicó Danglars y apenas muerto el capitán, Dantès tomo el mando sin consultar a nadie, haciéndonos perder día y medio en la isla de Elba.Tomar el mando era su deber como segundo de abordo; y en cuanto a la perdida de un día y medio, quizá el buque necesitase reparar alguna avería.

- La embarcación se hallaba perfectamente
- Dantès dijo el armador volviéndose hacia el joven, venga acá.
- A Sus ordenes señor Morrel
- Solo quería preguntarle por que se detuvo en la Isla de Elba
- Fue solo para cumplirla última orden del capitán Leclerc, que al morir me hizo entrega de una carta para el gran mariscal Bertrand.
- ¿Y vio usted al gran mariscal?
- Si, señor
- Hizo bien, pero si se supiera, esto podría comprometerlo.
- ¿Y por que habría de comprometerme si ignoro lo que decía la carta?

Y ahora discúlpeme si me retiro, señor, pero los han llegado los de la aduana

- Si,si mi querido Dàntes

El joven se alejo en tanto que en Danglars se acercaba d nuevo

- Parece ser que ha justificado debidamente el detenerse en la isla de Elba.
- Fue el capitán Leclerc quien le había ordenado efectuar esa escala.
- A propósito al capitán Leclerc ¿No le ha entregado Dantes una carta suya?
- ¿A mi, trae acaso alguna?
- Yo creía que el capitán le habíaconfiado una carta
- ¿Y como se entero usted de eso?

Danglars enrojeció:

- Yo pasaba casualmente por delate de la puerta del capitán que estaba entre abierta y vi como le entregaba la carta a Dantes.
- Nada me han dicho pero, si existe tal carta, sin duda me la entregara.
- Quizá me haya equivocado, así que le ruego no le diga nada a Dantès.

En aquel momento volvía el...
tracking img