El conflikto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1585 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El conflicto con Colombia destapado por el arresto de un guerrillero de las FARC que vivió durante meses en Venezuela, escala y adquiere nuevos matices. Ninguno de los dos gobiernos ha cedido en su posición. La del Gobierno Venezolano exigiendo que el de Uribe Velez ofrezca públicas disculpas y admita que violó la soberanía venezolana; y la del Gobierno de Colombia que afirma que no cometióningún delito, que le fue entregado el guerrillero en suelo Colombiano y que es el Gobierno de Venezuela el que debe explicar la presencia de ese y otros guerrilleros en suelo Venezolano.

La consecuencia es que el Gobierno de Venezuela ha suspendido cualquier negocio con el de Colombia y ahora amenaza con “congelar” las relaciones con ese país. En mi artículo de la semana pasada para esta mismapublicación, explicaba que entre los Gobiernos de Venezuela no hay ningún Acuerdo Bilateral. Que todos están en el marco del Pacto Andino y del Grupo de los Tres —del que también participa México— y que por lo tanto, la eficacia de la decisión venezolana, desde el punto de vista comercial, era relativa, puesto que el comercio es entre empresas privadas. Lo que significa que la medida, como medida depresión, por parte del Gobierno venezolano, no era muy eficiente.

Si no entendía bien que significaba “suspender cualquier negocio” con el Gobierno de Colombia —simplemente porque no hay prácticamente ninguno, entre ambos gobiernos— no entiendo ahora qué significa esto de “congelar las relaciones”, con lo que ayer amenazó el Presidente Chávez Frías en una concentración en los alrededores delPalacio de Miraflores, sede del Gobierno. Pero a estas alturas no auguro nada agradable.

El régimen de Chávez Frías está llevando el conflicto a otra dimensión. Ahora el culpable, el que maneja los hilos detrás del escenario, es el imperialismo norteamericano. Todo se debe a las ansias de poder desmedidas del Gobierno de George Bush, que quiere controlar el petróleo venezolano. Todo esto,palabras más, palabras menos son las consignas dichas por los gobernantes venezolanos, comenzando por el Presidente y Vicepresidente, en diferentes días y eventos de masas.

Yo debo reconocer que mi optimismo —que el conflicto no pasaría de lo que ya habíamos visto la primera semana— puede ser algo exagerado. Decía, además, en mi articulo que: “…no es de esperar una ruptura de relaciones ni que elGobierno Venezolano tome medidas en la frontera para impedir el comercio.”. En este momento no sé si eso de “congelar las relaciones” pudiera significar que el Gobierno venezolano está dispuesto a cerrar la frontera, impedir el paso de personas y el comercio y si llegaría incluso a más: impedir o prohibir el comercio bilateral. La verdad es que no sé de qué forma lo haría, es decir, de qué formadesde el punto de vista legal, porque por la vía de hecho puede haber varias maneras: detener el tráfico fronterizo, cerrar las fronteras y las aduanas, no realizar operaciones aduaneras de entrada o salida de mercancías y lo que es más fácil, no otorgar divisas a quienes importen de Colombia.

¿Llegará el Gobierno a estos extremos? La sana lógica nos dice que no. Por las mismas razones,comerciales, que explicábamos la semana pasada: es un comercio entre privados, perjudicaría más a los empresarios colombianos, etc. A eso deberíamos agregar otras consideraciones de carácter político o de mera intuición. Si bien la capacidad de conflicto y confrontación del régimen de Chávez Frías es infinita, no pareciera necesaria. Los regímenes autoritarios, como el venezolano, se nutren de conflictosexternos; forma parte de la mentalidad militar —y el Gobierno de Chávez Frías la tiene en demasía— exacerbar los conflictos internacionales cuando les falla apoyo interno y quieren unificar el país. Si bien podemos afirmar y constatar que Venezuela es un país dividido, por lo menos en tres pedazos iguales —pro Gobierno, anti Gobierno e indiferentes— al Gobierno no le falta apoyo popular y sobre...
tracking img