El conjuro de azapa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1491 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CONJURO DE AZAPA

Mi tío Segundo falleció. Me enteré por terceras personas. Dicen que encontraron su cuerpo flotando en las cálidas aguas de la playa de Arica. Estaba perdido hace tiempo y sufría de problemas mentales. Dentro de su locura, tal vez, busco una solución en el mar, que no fue posible en el Valle, tratando de escapar de sus fantasmas.

Que mala forma de encontrarlo, aún sientouna opresión en el pecho. Ya no quiero vivir sola, tengo miedo a la oscuridad, y sé que no podré dormir tranquilamente esta noche.

Dejaré las velas encendidas. Buenas noches virgencita, … amén.

Tarde en la noche, despierto sobresaltada por el tic tac del reloj que suena en la penumbra; son como las cuatro de la mañana. La temperatura en Azapa es alta, pero un escalofrío recorre mi espalda,la compañía de mis pequeños hermanitos me calmó. Al verlos, una sensación extraña de paz y desasosiego me invade, tan inocentes, tan quietos, tan desvalidos, me doy cuenta que comienza una difícil y ardua tarea, ser madre tan pequeña. Los abrazo con todas mis fuerzas, como queriendo hacerlos parte de mí.

Nunca había sentido tanto temor. El lugar era extraño, me doy cuenta que no estaba en mipieza, todo era diferente, el techo, las cortinas. Abrí y cerré mis ojos varias veces,…. recordé que estaba en la casa de mi madrina Maiga.

Rápidamente las imágenes se apoderaron de mi mente, se me crisparon los pelos y un grito ahogado se aferró a mi garganta, al pensar lo sucedido en casa de mamá: …un auto negro, grande y muy brillante, parecido a una carroza fúnebre, se estacionó frente a lacasa. La abuela Jacinta, mi madrina y mi mamá, formaban un trío expectante, silenciosas y con actitudes de estar realizando algo prohibido a los ojos de otras personas.

La puerta trasera se abrió lentamente, apareció un señor alto, calvo, de hombros anchos, que me impresionó fuertemente. Las manos y la cara de piel muy oscura, jamás había visto ese tono de piel. Vestía de terno impecable, oscuro,con un andar elegante. Sus zapatos de charol brillaban con el sol del mediodía. Una voz profunda, fría, que me llegó a helar la sangre, salió de sus gruesos labios, en un idioma extraño que jamás había escuchado.

No debía estar espiando detrás de la cortina, mi madre nos había enviado antes adentro de la casa, ya que las visitas estaban por llegar. Todo esto, en un absoluto misterio, lo quemovió mi curiosidad,….jamás debía haber espiado.

Mi madrina, tenía la piel clara al lado de ese señor, a pesar de ser afrodescendiente, con su pelo motudo, ensortijado, me recordaba las esclavas de las películas. Menudita y muy movediza.

Entraron rápidamente a la casa, a través del pasillo se dirigieron hacia el patio. Hablaban en voz baja, como un murmullo que no entendí.

Mi madre, volvióuna vez más a decirnos que no debíamos salir por ningún motivo al patio de la casa, ya que nos sorprendió mirando inquisitivamente por la cortina, quedándose con nosotros durante un buen rato.

La casa de campo, enclavada en una parcela - para mi gigantesca - entre infinitas plantas, árboles frutales, era un lugar apacible y hermoso, pero en esta oportunidad me parecía diferente, llena desensaciones y sentimientos encontrados. A mis cortos años, presentía una atmósfera extraña.

-------------------------------------

No puedo olvidar a mi tío Segundo, tengo su imagen viva en mi mente. El tenía diferentes personalidades, era una persona agradable, pero actuaba de manera extraña, como si divagara por otras realidades. Siempre me causó temor, a veces nos asustaba, porque reaccionabaalterándose y arrojaba cosas. Varias veces se extravió de la casa, desaparecía y aparecía como un vagabundo.

Hija, deja de soñar, que pasa por tu cabecita, me decía mi abuela. Pobre de tu tío Segundo. Esa mala mujer lo dejó así, se enamoró de otro y se marchó. Pero eso no le bastó, sino que tuvo que hacerle un mal. Por qué tanta maldad?

He tratado de reconstruir parte de ese pasado, que aún...
tracking img