El contrato natural

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1892 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El contrato natural

El presente ensayo pretende mostrar el desarrollo de la obra de Michel Serres entorno a su particular manera de entender la filosofía y la historia de la ciencia. Para Serres no hay nada nuevo bajo el sol, los temas y los problemas no atraviesan en su larga duración, por ello es necesario reflexionar nuestra condición de mundo. Solo con esta condición es posible afirmar unnuevo contrato Natural.

La obra de Michel Serres nos conduce a la reflexión en la que nos encontramos en la antesala de las relaciones jurídicas y científicas que plantean la necesidad de repensar las "causas" del mundo. La pintura de Goya de los combatientes en las arenas movedizas, que al movimiento en la lucha, se hunden en el fango, muestra la paradoja de los protagonistas y la inclusióndel mundo en los avalares y guerras de los humanos. ¿Quién vencerá, uno u otro combatiente o en últimas los dos por el tercer protagonista: el mundo? Es en este reconocimiento de la muerte como gran historia que irrumpe la naturaleza más allá del decorado o de la escena. Irrupción global, como contexto de todas nuestras pretensiones de vida personal y colectiva. Está en juego la tierra, perotambién la humanidad.

Juego en el que el postor y la apuesta no significan dominio, sino exigente paradoja: tenemos que prever y decidir. Así pues, apostar, puesto que nuestros modelos pueden servir para sostener las dos tesis opuestas. Si consideramos que nuestras acciones son inocentes y ganamos, en realidad no ganamos nada, la historia sigue como antes; pero si perdemos, lo perdemos todo, noestamos preparados para una posible catástrofe. Y, a la inversa, si elegimos ser responsables, si perdemos, no perdemos nada; pero si ganamos, lo ganamos todo, sin dejar de ser los actores de la historia. Nada o pérdida en un caso, ganancia o nada en otro: toda duda queda despejada. La tierra como objeto global desafía, se muestra en su ineluctable y catastrófica importancia. La tierra puede existirsin nosotros, nosotros no sin ella.

El hombre de la eficiencia vive en lo inmediato; su dimensión es el corto plazo efectivo. Ha perdido la relación con el mundo-tiempo (clima), no ve a largo plazo, no percibe la sutil relación con lo actual local y lo global-naturaleza. Constatación nuevamente de la irrupción del mundo, pero insuficiencia para pensarlo, gracias a la restricción nomotética denuestra lógica. Incapacidad para pensar lo global. En últimas desafío de razón práctica que nos permita entender el sentido actual de nuestra situación global-mundial. Nuevamente la necesidad hermenéutica y comprensiva se impone desde el horizonte de la historia del ser ahí en el mundo.

Así el cuadro descrito de Goya con sus combatientes hundiéndose en el fango o la crecida del río a causa de lainmensa cantidad de muertosque Aquiles el héroe ha producido, permanece invisible para los contrincantes, historia en todo su furor pero nunca hablamos de las pérdidas infligidas al propio mundo. Escenario de la situación del mundo que como historia participa del juego de las formaciones humanas en su fragor pero también en su débil posibilidad de mantenerse.

Situación de guerra, es decir delímite por la extinción a la saga del devenir de violencia como estado general de fuerza, guerra como derecho y contrato social para salvaguardar de la muerte total al conjunto de pueblos. Esto es, la violencia generalizada como forma de lucha de todos contra todos, sin reglas y sin posibilidad de negociación, se transforma en los pactos de inicio y armisticio, contrato jurídico anterior al pactosocial.

La necesidad en el desafío global nos implica y complica en una tarea cada vez más acuciante: En realidad, se trata de algo más que eso: de la necesidad de volver a examinar e incluso firmar el contrato social primitivo. Este último nos reunió para lo mejor y para lo peor, según la primera diagonal, sin mundo; ahora que sabemos asociarnos frente al peligro, hay que entrever, a lo...
tracking img