El contrato social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11324 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CONTRATO SOCIAL
LIBRO PRIMERO
He decidido buscar en el orden civil alguna regla de administración legítima y segura. Considerando a los hombres tal como son y las leyes tales como pueden ser. Hare unir el derecho con lo que dicta el interés a fin de que no estén separadas la utilidad y la justicia.
Me preguntaras si soy príncipe o legislador para escribir sobre política. Contestare que no,si fuese príncipe o legislador, no perdería mi tiempo en decir lo que es conveniente hacer, simplemente lo haría o callaría.
Siendo por nacimiento ciudadano de un estado libre y miembro del soberano, por muy poca influencia que tenga mi voz en los negocios públicos, me basta el derecho que tengo que votar. ¡Mil veces dichoso, pues siempre que investigo sobre otros gobiernos, hallo nuevos motivospara amar el de mi país!
CAPITULO I: ASUNTO DE ESTE PRIMER LIBRO
El hombre ha nacido libre, pero en todas partes se halla entre cadenas. Créese alguno dueño de los demás, sin saber que son más esclavos que ellos mismos. Mientras que un pueblo es forzado a obedecer, haz el bien y obedece, y si puede sacudir el yugo obrara mucho mejor; recobrando su libertad con el derecho que se la han quitado osi tiene motivos para recuperarla o no tenían ninguno para privarlos de ella. Pues el orden social es un derecho sagrado que sirve de base a todos los demás, sin embargo este derecho no proviene de la naturaleza.
CAPITULO II: DE LAS PRIMERAS SOCIEDADES
La sociedad más antigua y natural es la de una familia, a la que sus hijos perseveran al lado de sus padres, y ahí es donde una familia deja deser familia. Si continúan unidos ya no sería por naturalidad si no por voluntad.
Esta libertad es una consecuencia de la naturaleza del hombre, su principal deber es evitar su propia conservación, sus principales cuidados es lo que se debe a si mismo y luego su estado de razón.
El primer modelo de las sociedades políticas; el jefe es el padre y el pueblo es la imagen de los hijos, naciendo todosiguales y libres, solo que unos nacen para gobernar y otros para ser gobernados, los libres venden su libertad por su utilidad.
Así como un pastor es el mando de su rebaño, el jefe es la cabeza mayor de su pueblo.
Los hombres no son naturalmente iguales, unos nacen para la esclavitud y otros para la dominación.
Pase lo que pase no se puede dejar de confesar que Adán fue el soberano del mundo,como Robinson de su isla.
CAPITULO III: DEL DERECHO DEL MAS FUERTE
El más fuerte no es el que domina siempre, si no muda su fuerza en derecho y obediencia en obligación. La fuerza es un poder físico, ceder a la fuerza es ser prudente y es por voluntad.
Este derecho solo resultara confusión, pues admitiendo que la fuerza es la que constituye el derecho, el efecto muda mudando su causa. Y si sedesobedece se hace legítimamente siendo el más fuerte el que tenga la razón. Si se obedece por fuerza no hay que hacerlo por deber; la palabra derecho no tiene significado alguno ni añade nada a la fuerza.
Todo poder viene de Dios, pero hay algunos que vienen de las enfermedades, la fuerza es el poder y necesariamente hay que obedecer a los poderes si estos son los legítimos.
CAPITULO IV: DE LAESCLAVITUD
Por naturaleza nadie es dueño de nadie, pero algunas personas se venden a los demás por su utilidad. Renunciar a la libertad es renunciar a la calidad de hombres, a sus derechos y deberes
Si una persona puede dar en mercancía su libertad a cambio de su subsistencia, porque no un pueblo en su conjunto pueda llegar a ser súbdito de un rey. Ya sea de esclavo o dominante se da porintereses muy propios.
Decir lo mismo todo un pueblo, es declararse un pueblo de locos; la locura no constituye derecho.
El hombre puede venderse, pero no puede vender a sus hijos ya que ellos son libres de tomar cualquier decisión.
El hombre no tiene de enemigo a un estado, ya que las guerras son de estado a estado y no de hombre a estado, así que la esclavitud no nace de las guerras.
Las palabras...
tracking img