El costumbrismo felipe rado y aliaga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1138 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 12 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
IEP ELIAS AGUIRRE LITERATURA 4 SEC

UN VIAJE
El niño Goyito está de viaje. El niño Goyito va a cumplir cincuenta y dos años; pero cuando salió del vientre de su madre le llamaron niño Goyito; y niño Goyito le llamarán treinta años más; porque hay mucha gente que van al Panteón como salieron del vientre de su madre.Este niño Goyito, que en cualquier otra parte sería un Don Gregorio de buen tamaño, ha estado recibiendo por tres años enteros cartas de Chile, en que le avisan que es forzoso que se transporte a aquel país a arreglar negocios interesantísimos de familia, que han quedado embrollados con la muerte súbita de un deudo.
Los tres años los consumió la discreción gregoriana en considerar como secontestarían esas cartas, y como se efectuaría ese viaje. El buen hombre no podía decidirse ni a uno, ni a otro. Pero el corresponsal menudeaba sus instancias: y ya fue preciso consultarse con el confesor, y con el médico, y con los amigos. Pues, señor: asunto concluido: el niño Goyito se va a Chile.
La noticia corrió por toda la parentela; dio conversación y quehaceres a todos los criados,afanes y devociones a todos los conventos; convirtió la casa en una Liorna. Busca costureras por aquí, sastres por allá, fondistas por acullá. Un hacendado de Cañete mandó tejer en Chincha cigarreras. La madre Transverberación del Espíritu Santo se encargó en un convento de una parte de los dulces; Sor María en Gracia fabricó en otro su buena porción de ellos; la madre Salomé tomó a su cargo en elsuyo las pastillas; una monjita recoleta mandó de regalo un escapulario; otra las estampitas; el Padre Florencio de San Pedro corrió con los sorbetes; y se encargaron a distintos manufactureros y comisionados sustancias de gallina, botiquín, vinagre de los cuatro ladrones para el mareo, camisas a centenares, capingo (don Gregorio llamaba capingo a lo que llamamos capote), chaqueta y pantalón paralos días fríos, chaqueta y pantalón para los días templados, chaqueta y pantalón para los días calurosos. En suma, la Expedición de Bonaparte a Egipto no tuvo más preparativos.
Seis meses se consumieron en ellos, gracias a la actividad de las niñas (hablo de las hermanitas de don Gregorio, la menor de las cuales era madrina de bautismo), quienes, sin embargo del dolor de que se hallabanatravesadas con este viaje, tomaron en un santiamén todas las providencias del caso.
Vamos al buque. Y, ¿quién verá si este buque es bueno o malo? ¡Válgame Dios! ¡Qué conflicto! ¿Se acudirá al inglés don Jorge, que vive en los altos? Ni pensarlo; las hermanitas dicen que es un bárbaro, capaz de embarcarse en un zapato.
Un catalán pulpero, que ha navegado de condestable en la Esmeralda, es por finel perito. Le costean el caballo, va al Callao, practica su reconocimiento y vuelve diciendo que el barco es bueno, y que don Goyito irá tan seguro como en un navío de la Real Armada. Con esta noticia calma la inquietud.
Despedidas. La calesa trajina por todo Lima. ¿Con que se nos va Ud.? ¿Con que se decide Ud. a embarcarse?.....¡Buen valorazo! Don Gregorio se ofrece a la disposición detodos: se le bañaban los ojos de lágrimas a cada abrazo. Encarga que le encomienden a Dios. A él le encargan jamones, dulces, lenguas y cobranzas. Y ni a él le encomienda nadie a Dios, ni él se vuelve a acordar de los jamones, de los dulces, de las lenguas ni de las cobranzas.
Llega el día de la partida. ¡Qué jarana! ¡Qué bulla! ¡Qué Babilonia! Baúles en el patio, cajones en el dormitorio,colchones en el zaguán, diluvios de canastos por todas partes. Todo sale por fin, y todo se embarca, aunque con bastantes trabajos. Marcha don Gregorio, acompañado de una numerosa caterva, a la que pertenecen también con pendones y cordón de San Francisco de Paula, las amantes hermanitas, que sólo por el buen hermano pudieran hacer el horrendo sacrificio de ir por primera vez al Callao. Las...
tracking img