El crash de 1929

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1416 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RECENSIÓN: EL CRASH DE 1929

Voy a comenzar hablando, a modo introductorio, de la forma en que empezó el Crash de 1929 en Estados Unidos y su posterior depresión.
Crisis, como bien he oído en innumerables ocasiones, siempre ha habido, y siempre habrá, aunque resulta del todo llamativa, la forma en que empieza a gestarse esta crisis financiera, ya que, viviendo en los tiempos que vivimos,no resulta difícil encontrarse con muchísimas similitudes respecto a esa crisis que vamos a tratar en la presente recesión y la actual crisis financiera e inmobiliaria que vivimos en España.
Por un lado, nos encontramos que el desastre del Crash de 1929, comienza tal y como nuestra crisis en España: con la especulación, y más concretamente, con la especulación inmobiliaria en Florida.
Elpanorama no es otro que la especulación en su máximo exponente. Un panorama óptimo para explicar a alguien qué significa ese término, y es que nos encontramos ante un escenario con inversores comprando terrenos que difícilmente serían aptos para construir una vivienda, para especular y venderlos posteriormente por un precio altamente mayor. Lo más llamativo de las operaciones, es que se multiplicaron deuna forma desorbitada y afectaron de una forma mucho mayor de lo que lo hubieran hecho en una situación normal, ya que los inversores ni siquiera tenían los terrenos en propiedad, porque sólo adquirían un derecho de compra de esa propiedad para posteriormente vender ese derecho por un precio bastante mayor. El no tener que pagar el precio total que valía ese terreno, hacía que estos inversorestuvieran siempre la liquidez necesaria para realizar esta operación una y otra vez, llegando a no poseer nunca un terreno en propiedad.
Comprar y vender una y otra vez, sin pararse siquiera a analizar si alguien iba a vivir alguna vez ahí, o incluso si alguna vez podrían construir algo en esos terrenos. Esta frase bien puede ser válida para aquel escenario que encontrábamos en 1929 y para laactual crisis financiera e inmobiliaria (he de destacar que en absoluto son lo mismo) que tenemos en España, donde la inmensa mayoría de viviendas construidas (en España al menos las construían) se encuentran completamente deshabitadas, y con suerte para los inquilinos que compraron una, terminadas. Sin embargo, este boom inmobiliario no es la única similitud que podemos encontrarnos con respecto a laactual crisis española, ya que el tema financiero tenía rasgos parecidos de los que vivimos ahora.
Al igual que en el tema inmobiliario, el mercado de valores tenía su propio mecanismo para convertirlo en una máquina de hacer dinero, y es por lo que se crearon los llamados trust de inversión, que permitían a los inversores poder adquirir un número prácticamente ilimitado de títulos, ya que lasempresas se multiplicaban una y otra vez para evitar el cese de oferta de acciones. Un trust patrocinaba otro, y a su vez a otro, por lo que los intereses de sus acciones ordinarias se iban multiplicando de unos a otros. Estos trust de inversión, conseguían de alguna forma, obtener un efecto palanca que les permitía que los beneficios se multiplicasen de una forma más que proporcional. Lo que nose tuvo en cuenta durante aquella época es que el sentido de este efecto palanca podría invertirse y llevar a cabo grandes pérdidas.
Para adquirir los trust de inversión, los bancos prestaban dinero a unos tipos de interés altos (en torno a un 10% o 12%), aunque eso no evitaba que los inversores siguieran endeudándose más y más, ya que por muy alto que fuera el interés, tanto bancos comoinversores salían ventajosos de estas operaciones.
Se trató de poner fin de algún modo a esta práctica de frenar los préstamos por parte de la reserva federal, que ofrecía el dinero a los bancos a un tipo de interés más alto (superior al 5%), para que estos, a su vez, tuvieran que ofrecerlo a los inversores también a unos tipos superiores. Sin embargo, como he comentado anteriormente, esto no suponía...
tracking img