El credo de aquiles nazoa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6826 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“EL CREDO” DE AQUILES NAZOA

INTRODUCCION
Los signos lingüísticos enriquecen de una u otra forma la sabiduría del ser humano, debido que a través del tiempo, el ser humano ha tenido la necesidad de expresar de distintas maneras emociones por las cuales pasa, ya sea imitando sonidos, gestos o simplemente reflejando diferentes imágenes o figuras. Recordando que todo es mediante a un sistema designos y reglas que permiten formular y comprender dicho mensaje, siendo posteriormente decodificado por un receptor en cualquier proceso de comunicación y así se podría observar cualquier señal con valor semántico.
El texto elegido indagaremos en cada uno de los personajes, momentos y en el ¿Por qué? De su elección para este “Credo de Aquiles Nazoa”, nos iremos mas allá de lo que estas palabrasnos puedan decir sobre este arte humorístico. Conoceremos el verdadero significado a este escrito del cual cada uno podemos ser o no creyentes.

AQUILES NAZOA
Este periodista, poeta y humorista nació el 17 de mayo de 1920 en la barriada caraqueña de El Guarataro, en una familia muy humilde. Sus padres fueron Rafael Nazoa, quien era jardinero, y Micaela González. Sus primeros estudios los llevóa cabo en el Colegio “El Buen Consejo”, bajo la guía del padre Julián Fuentes Figueroa.
Nazca se vio obligado a comenzar a trabajar a los 12 años para ayudar a su familia, por lo que completó su formación de manera autodidacta. Así se desempeñó primero como carpintero, telefonista y botones del hotel Majes tic de Caracas. Tres años después ingresó al diario caraqueño El Universal, donde trabajócomo empaquetador, archivista de clisés y, posteriormente, como tipógrafo y corrector de pruebas.
Paralelamente en 1938, logró obtener un puesto como guía en el Museo de Bellas Artes, gracias a que aprendió a leer francés e inglés. Fue corresponsal en Puerto Cabello de El Universal, y un artículo suyo en el que criticaba la actuación de las autoridades en la erradicación de la malaria, le valióuna demanda del Concejo Municipal de Puerto Cabello por difamación e injuria, y un período en prisión en 1940.
Tras recuperar su libertad, volvió a la capital venezolana. Allí empezó su camino en la radio en la emisora Radio Tropical, y continuó con una columna en El Universal titulada Por la misma calle. En esa misma época, pasó también a formar parte del equipo del diario Últimas Noticias comocorrector de pruebas y reportero telefónico, y surgió su célebre seudónimo Lancero, con una sección llamada A punta de lanza dedicada a sus poemas humorísticos.
Igualmente, resaltó sus capacidades humorísticas en el semanario satírico El Morrocoy Azul, bajo el seudónimo Jacinto Ven a Veinte, y publicó Aniversario del color, poesías y Método práctico para aprender a leer en VII lecciones musicalescon acompañamiento de gotas de agua, que consistía en una serie de poemas infantiles en prosa.
En 1943 se inició como colaborador del diario El Nacional, y de las revistas Élite y Fantoches.
Viajó a Colombia en 1944, donde pudo participar en la revista Sábado con cierta regularidad, y luego se trasladó a Cuba. A su regreso a Venezuela publicó el libro El transeúnte sonreído, que incluyó dos desus poemas más recordados Balada pesimista y Anotaciones de un aburrido. A finales de la década de los ‘40 ganó el Premio Nacional de Periodismo en la especialidad de escritores humorísticos y costumbristas. Se dice que en esos años se inscribió en el Partido Comunista.
En 1950, salieron dos libros suyos El Ruiseñor de Catuche y Marcos Manaure, idea para una película venezolana, el cual contó conel prólogo de Juan Liscano. Cuando El Morrocoy Azul fue controlado por el gobierno, Nazoa y los demás periodistas pasaron a trabajar en la revista humorística El Tocador de las señoras. No obstante, la situación política se hizo cada vez más difícil, y no tuvo otra opción que exiliarse.
Al caer la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, retornó a Venezuela y comenzó a participar en la revista...
tracking img