El crimen de lord arthur saville de oscar wilde

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (829 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Con una cínica inocencia por María Alicia Demársico

Es paradójico que a pesar del antropocentrismo que trajo la modernidad y de la secularización, los seres humanos se sigan cuestionando laposibilidad de que fuerzas desconocidas para la razón puedan tenderle un destino irrenunciable. ¿Por qué ese miedo al libre albedrío? ¿No es que con la razón se puede explicar todo?¿En un mundo queintenta anular la idea de Dios hay quienes pretenden saber que les deparará el futuro? ¿Para qué? Si al fin de cuentas se supone que no podrá ser cambiado ¿Por qué caer en supersticiones y obsesionesque enferman?
Abordando estas ideas de tanta actualidad el genial Oscar Wilde escribió en 1851 EL CRIMEN DE LORD ARTHUR SAVILLE . Este cuento esconde, detrás de una historia impecable e irónica, enla que se entrelazan el humor negro y las supersticiones, una denuncia acerca de la vacuidad de los placeres de la sociedad en los salones encumbrados de Londres que a él mismo le tocara frecuentar.Wilde plantea el deseo de conocer el destino, a través de la quiromancia, como un juego burgués de entretenimiento en las fiestas de lady Windermere, quien había encontrado en esas deliciasmundanas “el elixir de la eterna juventud”. La aristocracia ignorante y prejuiciosa supone que ese personaje de corte vulgar, Mr Podgers, el quiromántico, no puede ser mejor que un pedicuro (chiromancy-chiropodist). Él lee las palmas de algunos circunstantes ante la curiosidad de una anfitriona indiscreta que interrumpe con acotaciones vanas las descripciones de Podgers, hasta que le llega el turno aLord Arthur, noble que está a punto de casarse con la bella Sybil Merton. En su mano está el estigma del crimen que transfigura el semblante del mismo Podgers.
Wilde elide la escena que revelasemejante sino y hace que acompañemos al insomne Saville por los andurriales de Londres sintiéndose más desgraciado que los miserables que allí sobreviven.
“Aquellos hijos del pecado y de la miseria...
tracking img