El cristianismo ¿un mensaje universal?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (751 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mario Guerrero Martín
Religión 4º ESO Tema 2
“El cristianismo, ¿un mensaje universal?”
Pablo de Tarso
Nació en Tarso. Su verdadero nombre era Saulo y era judío, fue, además, un gran perseguidorde los cristianos. Todo cambió cuando una aparición del Señor irrumpió en su vida. Desde ese día, cambió su nombre a Pablo y se dedicó a predicar el evangelio. Se fue de su ciudad natal para viajar aÉfeso, una ciudad romana con gran devoción a la diosa Artemisa. Pablo consiguió cambiar esto y llevo a la decadencia el templo de Artemisa, que hacía figuras de bronce de esta misma diosa. El templode Artemisa cayó en desuso. Pabló continuo su labor viajando por la costa turca y llegó a la Capadocia, lugar donde debajo de las montañas los cristianos habían construido una ciudad subterráneahuyendo del las persecuciones. Pablo les describía como hombres rudos. Pablo viajó por toda la costa oriental del Mediterráneo predicando la palabra de Dios.

Una Iglesia universal
El cristianismo noes de unos pocos, no es de una zona concreta del mundo para unas personas concretas, sino es para todos. Jesús vino al mundo para salvar a toda la humanidad. La palabra de Dios está disponible paratodo el que la desee y que quiere seguir a un Dios bondadoso. Por ejemplo, si yo soy de Sudáfrica, otra persona de España no tiene más derecho que yo al acceso de la buena noticia, la religión es algo deelección libre. La Iglesia hace una labor de expansión y de dar a conocer el evangelio.

El choque con el Imperio
La religión cristiana nunca fue bien acogida por Roma. Los romanos, al igual quelos griegos, tenían una religión politeísta y para ellos Jesús era una amenaza. Los romanos se dedicaron a perseguir a los cristianos y su muerte era todo un “espectáculo”. Muchos cristianos murieronen el coliseo, donde eran devorados por fieras o asesinados salvajemente. Para los primeros cristianos, esto no significaba un castigo, sino era una penitencia, un acto de fe, era pasar lo que Jesús...
tracking img