El cuarto de los duendes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (823 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El cuarto de los duendes (Julio Garmendia)

Cayó del techo y comenzó a danzar en los rincones del cuarto. Su talla minúscula, su figurilla grotesca, sus extraños movimientos no me dejaban dudaacerca de quién era.

—He aquí realizado un sueño que acaricio de largo tiempo atrás. Me encuentro esta noche, por primera vez de muchos años de ausencia, en la casa donde transcurrieron los días de miinfancia, en el mismo cuarto de los duendes donde, al caer la noche, caían los duendes del techo.

Nada más que a revivir cosas pretéritas he venido hasta aquí, a evocar aquellos fantasmas, aquellasvislumbres, aquellas apariencias que entonces tuvieron en mi espíritu la fuerza de grandes realidades.

¡Te doy las gracias, pequeño duende que ahora te ocultas entre los pliegues de las cortinasraídas, porque bajas esta noche a mi presencia, te muestras a mis ojos y danzas en mi obsequio! No sé si te defraudo porque te haya perdido el miedo que antaño me inspiraste y te pido perdón si ya nohuyo al entrever tu personilla.

Eres ahora nada más que objeto de mi curiosidad, de mi recuerdo, y de mi simpatía. La poderosa ilusión, el terrible miedo, el oscuro estremecimiento, ya no seapoderan de mí; la razón ha suplantado a los ingenuos impulsos del ayer; la vida y el tiempo destruyeron las candorosas creencias infantiles; y me siento cambiado, indiferente e incapaz del gran miedo o lagrande alegría que solía sentir! Me acerqué al duendecillo con intención de acariciarlo como a un niño.

—A pesar de todos los sustos que me diste, hoy quiero ser tu amigo, duendecillo encantador quesabes el arte de caer de los techos sin hacerte el menor daño!

Se escurrió por entre mis piernas, al mismo tiempo que caían del techo innumerables duendecillos semejantes a él. Ágiles, inquietos,diminutos, de figurillas absurdas y raras, de fisonomías imposibles de fijar, agitándose siempre con movimientos rítmicos a la vez que disparatados, acabaron por tomarse de las manos y encerrarme...
tracking img