El cuerpo como represntacion de las voluntades

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (941 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 25 de febrero de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
El cuerpo como representación de las voluntades

–En el contexto de Las Once Mil Vergas de Apollinaire–

“Luego enculó al muchachito[1],
que debía conocer esta manera de civilizar Manchuria,pues meneaba su cuerpecito de esponja china
de forma muy experimentada”.
Las once mil vergas, Cap. VII

El siglo XX es recibido por una crisis de los valores occidentales que hasta ese momento setenían como referentes. “Dios ha muerto”, frase acuñada por Nietzsche en La Gaya Ciencia, refleja, contundentemente, esta situación.
Los valores instaurados por el catolicismo estaban extendidos entoda Europa como aquellos que conducirían el actuar del individuo “decente”. Y aquellos valores estaban ligados, principalmente, en la negación del placer, brindados por el cuerpo y las sensaciones queeste podría producir.
El XX es el siglo de las vanguardias. Los artistas empiezan a ensayar formas de expresión[2] en cuyas representaciones intervengan no solo lo expresado en la propia creación, enla creación en sí, sino que, además lo hagan los elementos utilizados para darle forma a esta creación figurativa.
Es decir, los soportes forman, también, parte de la obra. En la literatura sucede lomismo. Ya no solo cobran importancia las palabras de lo que se dice sino hasta cómo estas palabras están distribuidas sobre el papel (o el soporte que sea) para comunicarse con el receptor.
Sinembargo, algunos años antes de escribir este manifiesto, Apollinaire ya empezaba a ensayar formas de escritura que pudiera expresar lo que sería el sustento del cubismo.
Para Apollinaire la vanguardia espor propia definición, contestataria. Así como los valores renacentistas que habían empezado a cambiar en el XIX –y que llegado el XX el cambio deviene, generalizado– en el arte sucedió lo mismo,hasta ese momento los valores o virtudes plásticas eran, según palabras del mismo Apollinaire: la pureza, la unidad y la verdad, logrando domar a la naturaleza.
Pero los vanguardistas no querían domar...
tracking img