El cuerpo habla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4180 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los teatros del cuerpo: un apunte histórico

Universidad de Castilla-La Mancha
Cuando a principios del siglo XX, diferentes creadores escénicos trataron de definir la autonomía del nuevo medio buscaron más allá de la palabra y los códigos establecidos una nueva base sobre la que construir sus propuestas. Gordon Craig se rebeló contra el arte dramático, contra el arte de la puesta en escena delos textos dramáticos, basado en la relación directa o indirecta del actor y el autor por medio de la palabra, desplazando el centro de la creación escénica hacia la construcción de la visualidad y de la atmósfera sensible. Algo similar hizo Loier Fuller cuando, rompiendo con los códigos del ballet romántico, concibió su arte como una creación de imágenes por medio del cuerpo sin sujecionesliterarias de ningún tipo. Del mismo modo que Gordon Craig y Loier Fuller buscaron la definición de la autonomía de su nuevo arte en el predominio de la imagen, otros creadores, sin renunciar a ella, enfatizaron más otro factor: el cuerpo. Así lo hicieron Isadora Duncan y Adolphe Appia, dos de los artistas que más contribuyeron a una nueva valoración del cuerpo humano sobre la escena. Desde entonces, sepodría escribir la historia de la creación escénica del veinte como un diálogo constante entre la reivindicación expresiva de un cuerpo que comienza a tomar conciencia de su potencial creativo y las aspiraciones del director o del coreógrafo por imponer su mirada y, por tanto, reducir la expresión a imagen. Este diálogo se convirtió en ocasiones en dialéctica y derivó en los intentos del cuerpopor liberarse de la imagen, o de la imagen por anular el cuerpo. En 1903, Gordon Craig comenzó a dibujar escenas para su teatro del futuro. Lo que le interesaba era captar los distintos ambientes que los cambios de luz producían en un determinado espacio. Con tal objetivo salía acompañado de Elena Meo por la mañana temprano, al atardecer o por la noche y hacía que su mujer descendiera una y otravez las escaleras del duque de York, en The Mall. Craig dibujaba el cuerpo de Elena sobre las escaleras, desplazándose sobre ellas a veces con rapidez, a veces mayestáticamente, pero siempre con una luz distinta que afectaba a su imagen tanto como el movimiento. A veces, otras figuras se cruzaban en el cuadro, un niño, un hombre, o bien el suelo mojado por la lluvia provocaba reflejos excitantes queCraig trataba de reproducir
14ª Mostra Internacional de MIM a Sueca / Artículos

Los teatros del cuerpo: un apunte histórico / José A. Sánchez

sobre el papel. Estos apuntes tuvieron continuidad durante sus vacaciones de verano en Dunmow, Essex; en este caso, el fondo lo proporcionaban los campos de maiz ondulados por el viento, y las figuras alternativas a Elena, los niños entregados ajuegos tradicionales o los bailarines de Morris. Dos años después, Craig dibujó en Berlín a Isadora Duncan. Trataba inútilmente de atrapar el movimiento en imágenes del mismo modo que había tratado de plasmar dos años antes los ambientes. El cuerpo de Duncan se le resistía: aunque producía constantemente imágenes, su traducción plástica reflejaba muy pobremente la emoción y la belleza que transmitíanlas danzas. Y es que éstas habían surgido, en efecto, como una reacción contra la violencia de la imagen sobre el cuerpo, contra la monstruosidad de los cuerpos de las bailarinas clásicas, forzadas a colocar su cuerpo en la imagen previamente diseñada, y difícilmente su ejecutora iba a prestarse a una nueva colocación. Huyendo de lo monstruoso del ballet, Duncan había retornado a la naturaleza,al movimiento libre, espontáneo, orgánico. Que en este retorno el cuerpo produjera imágenes no era contrario al objetivo, pero tales imágenes corporales debían permanecer muy cerca de lo natural, de lo fluido, tanto como las imágenes que había estudiado en los vasos griegos del Louvre y el British Museum. Sólo en la reproducción de lo natural podía el cuerpo aceptar su conversión en imagen, una...
tracking img