El debate sobre el estado y el mercado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 18 (4420 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 3 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
NUEVA SOCIEDAD NRO. 121 SEPTIEMBRE-OCTUBRE 1992

El debate sobre Estado y Mercado
Norbert Lechner

Tanto en América Latina como en Europa del Este tiene lugar un doble proceso de transición: transición hacia la democracia y transición hacia una economía de mercado. Teniendo cada caso su especificidad, existe una preocupación compartida. Bajo nuevas formas resurge la clásica pregunta por larelación entre proceso democrático y desarrollo económico.
Norbert Lechner: Sociólogo alemán, residente en Chile. Director de FLACSOChile.

La

sociedad moderna, junto con desplegar la diferenciación entre economía y política, siempre postuló (de modo afirmativo o crítico) cierta correspondencia entre ambas esferas. Lo que fue asumido como premisa, hoy es visualizado como una relaciónproblemática. Cuando los países de América Latina se proponen armonizar democracia política con crecimiento económico y equidad social, están planteando un desafío novedoso. Ya no se trata de una compatibilidad asegurada de antemano. Por una parte, el desarrollo económico y, en concreto, el mercado, ya no puede ser considerado un «prerrequisito» de la democracia. De hecho, en Europa oriental la economía demercado deviene un objetivo de la democratización política. Por otra parte, tampoco la democracia política garantiza desarrollo económico. Aún más: la capacidad del sistema político para procesar la política macroeconómica se encuentra seriamente cuestionada hoy en día. La relación de mercado y Estado se inserta en este marco. La pregunta de fondo de toda América Latina es: ¿cómo compatibilizardemocracia y desarrollo? Lo que está en juego, en definitiva, es la determinación del orden social. Ello explica la fuerte ideologización del debate. Por la misma razón, sin embargo, es una discusión que no podemos ignorar.

NUEVA SOCIEDAD NRO. 121 SEPTIEMBRE-OCTUBRE 1992

El debate sobre Estado y mercado ha sido tradicionalmente un eje de polarización política en América Latina. La discusiónideológica tiende a optar a priori por uno u otro principio como racionalidad exclusiva y excluyente de la organización social. En el último tiempo, esta visión cede terreno ante un enfoque más pragmático que revisa caso a caso en qué medida la liberalización del mercado es posible y hasta qué grado es necesaria la intervención estatal. Esta sensatez es muy bienvenida, aunque resulte insuficiente.Una estrategia del «muddling-through» puede ser exitosa a corto plazo. Pero es arriesgada económica y políticamente. Por un lado, un enfoque coyuntural, que prescinda de toda referencia a un «modelo de desarrollo», hace difícil establecer las reglas del juego estables y consistentes que exige una economía de mercado. Por otro lado, tal desideologización del debate puede vaciar la democraciarepresentativa al fomentar gobiernos que ejecutan programas en contradicción manifiesta con sus promesas electorales. En consecuencia, parece conveniente no darnos por satisfechos con el pragmatismo adquirido. La capacidad del sistema político para procesar la política macroeconómica se encuentra hoy en día seriamente cuestionada.

Una perspectiva histórica
Para evitar que el Estado o el mercadosean fetichizados bajo forma de una racionalidad superior, resulta oportuna una breve mirada histórica. Ella permite visualizar no sólo la continua coexistencia de las dos «lógicas» sino también la cambiante combinación entre ambas. El primer y principal punto a destacar es que en América Latina - a diferencia de Europa - no se ha conformado una sociedad capitalista con anterioridad al desarrollo delEstado durante el siglo XIX. El capitalismo no es un «dato histórico» dado que preceda a la regulación estatal. Ello tiene una consecuencia decisiva para la configuración del orden social: es el Estado quien asume la tarea de «instaurar» una sociedad moderna. De ahí la especificidad de un intervencionismo estatal, dedicado explícitamente a ejecutar un «modelo de desarrollo» para la sociedad en...
tracking img