El decenvirato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6470 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El decenvirato. Felices inicios. La ley de las XII tablas.
El año 302 de la fundación de Roma se cambió de nuevo la constitución , pasando el poder de los cónsules a los decenviros, lo mismo que anteriormente había pasado de los reyes a los cónsules. Fueron nombrados decenviros Apio Claudio, Tito Genucio, Publio Sestio, Lucio Veturio, Cayo Julio, Aulo Manlio, Publio Sulpicio, Publio Curiacio,Tito Romilio y Espurio Postumio. A Claudio y Genucio, dado que habían sido designados cónsules para aquel año, se los compensó cargo con cargo. También se nombró a los tres comisionados que habían ido a Atenas, en recompensa por una misión que los había llevado tan lejos; y al saliente cónsul, Publio Sestio. Los demás fueron personas de edad y ponderación. La presidencia de todo el colegio la teníaApio por contar con el favor de la plebe: se había investido de una actitud tan nueva que se había vuelto repentinamente un demagogo, en lugar del temible y cruel perseguidor de la plebe. Cada diez días administraba justicia al pueblo uno de ellos. Ese día el que tenía la justicia a su cargo llevaba los doce fasces; sus nueves colegas tenían a su servicio un solo subalterno. Había entre ellos unentendimiento sin igual. Bastará reseñar un ejemplo, para dar idea de su moderación: se les había concedido un poder contra el cual no cabía apelación; pues bien, se desenterró un cadáver en casa de Publio Sestio, varón de familia patricia, y fue descubierto y llevado ante la asamblea del pueblo; el decenviro Cayo Julio demandó a Sestio y se constituyó en acusador ante el pueblo de un delito quesegún la ley debía juzgar, y cedió al pueblo sus derechos para incrementar la libertad pública.
Mientras administraban así presta justicia, se dedicaban activamente en la redacción de las leyes. En medio de una enorme expectación expusieron en público las diez tablas, convocaron al pueblo a asamblea y, deseando que fuese para bien, prosperidad y felicidad de la República, de ellos mismos y de sushijos, lo invitaron a ir a leer los textos legales que se le presentaban; para que así, analizadas por cada uno en particular, pusiesen en común lo que en cada norma había que quitar o añadir.
Cuando pareció que en las leyes se habían introducido suficientes enmiendas de acuerdo con las opiniones que se habían emitido sobre cada capítulo de ellas, los comicios por centurias aprobaron las leyes delas Diez Tablas.
Se difunde, a continuación, el rumor de que faltan dos tablas, cuya incorporación podría completar aquella especie de cuerpo de todo el derecho romano. Esta expectativa, en la proximidad de la fecha de los comicios, hizo nacer el deseo de nombrar decenviros por segunda vez. Además, la plebe, aparte de que el nombre de cónsul le resultaba tan aborrecible como el de rey, no echabade menos ni siquiera la protección de los tribunos.
Pero, cuando fue fijada fecha para los comicios, se enardeció de tal manera la acción de los candidatos, que incluso los personajes más relevantes de la ciudad saludaban al público, suplicando humildemente el cargo. A Apio Claudio no se sabía si contarlo entre los decenviros o entre los candidatos, con tal ahínco llevaba a cabo su campañaelectoral, atacando a los nobles y ensalzando a los candidatos de menor peso y de oscuro origen. Por unanimidad lo encargan de presidir los comicios, una hábil maniobra encaminada a que no pudiese nombrarse a sí mismo, cosa que nunca nadie había hecho salvo los tribunos de la plebe. Sin embargo, él, después de manifestar que para bien de todos presidiría los comicios, tomó el obstáculo como oportunidad;después de excluir por coalición fraudulenta a los dos Quincio, Capitolino y Cincinato, a su tío paterno Cayo Claudio, y a otros ciudadanos de alto rango, hace elegir decenviros a hombres que estaban muy lejos de tener una trayectoria vital tan brillante, y en primer lugar a sí mismo, acción que los buenos ciudadanos reprobaban tanto más cuanto que nadie le había creído capaz de la misma....
tracking img