El derecho de l amujer a la diferencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
María Constanza Valdés
Pedagogía en Castellano
El derecho de la mujer a la diferencia

El movimiento feminista surge masivamente en las décadas de los sesenta y setenta, su principal ideal fue sacar a la mujer del rol secundario que ejercía en la sociedad y lograr un sitial que estuviera en igualdad de condiciones con los hombres. Es a mediados de los setenta cuando surge una rama dentro delmovimiento que se denominó como el feminismo de la diferencia, que se apoyaba en las distinciones naturales de su sexualidad para así desarrollar una autonomía y no entrar en un juego de imitación del rol masculino.

En la actualidad los hombres parecen no molestarse tanto cuando se habla de igualdad de derechos entre los sexos, muestran cierta tolerancia a que las mujeres realicen otras laboresademás de las hogareñas y típicamente relacionadas con el género femenino, al estar en público tienden a expresar opiniones favorables al proceso de emancipación femenina, sin embargo, estas actitudes pueden ser consideradas en la mayoría de los casos como simple estrategia masculina, para mantener a “sus mujeres” tranquilas, suponiendo que eso es lo que quieren escuchar y así evitar conflictos.Maite Larrauri[1] en una de sus charlas dice haber notado una reacción de indignación masculina cuando afirmó que: “…yo no quiero ser como los hombres, ya que, aspiro a mucho más…”, a raíz de esto se puede agregar que además de la estrategia masculina de complacer a las mujeres con su supuesta aceptación de igualdad entre géneros, cuando escuchan tales afirmaciones del deseo de diferenciaciónfemenina esto causa una cierta molestia en los hombres, debido a que no se trata de la diferencia que convierte a las mujeres en objetos del deseo masculino, sino de la diferencia que lo critica y que no lo reconoce como un superior.

El feminismo de la diferencia toma entonces como eje la sexualidad, que da sentido a una experiencia de vida desde un punto de vista femenino. La diferencia sexualorganiza las variadas percepciones del mundo, debido a que las sociedades han creado patrones de comportamiento distintos para hombres y mujeres sobre cómo deben actuar en función de su sexo.[2] Es así como la identidad se ve condicionada por estas reglas, hay que limitarse a ciertas actividades que son apropiadas para cada cual, como también existe un lenguaje determinado, al haber palabras quepertenecen al mundo femenino y otras al masculino, es por esto que el derecho de la mujer a la libertad de palabra es también una de las luchas de las mujeres que adoptan el feminismo de la diferencia.

Existen registros de habla variados en las sociedades, los cuales son un reflejo de los distintos roles e intereses de cada persona, tradicionalmente los ámbitos de interés femeninos serían lacocina, el hogar, los hijos, etc. y a su vez el de los hombres sería el de los deportes, la mecánica, la política, etc., sin embargo, existen otros factores del lenguaje que tienen mayor inferencia con el histórico rol secundario de la mujer, como por ejemplo la iniciativa: quién inicia la conversación, quién da la palabra y quién la recibe[3].

Zimmerann y West (1975), son sicólogosnorteamericanos que han realizado experimentos basándose en conversaciones de hombres, de mujeres y mixtas llegando a la conclusión de que los hombres son responsables de un 98% de las interrupciones y de un 100% de los encabalgamientos (comienzo de una frase antes de que el otro haya terminado de hablar) a raíz de esto los sicólogos concluyeron que:

“Los hombres les niegan a la mujeres un estatusde igualdad en el intercambio verbal. No respetan su derecho a la palabra y no les dejan la elección de los temas de conversación. Puede pues considerarse que el control de la macroinstituciones ejercido por los hombres en la sociedad encuentra un eco, si no total, si al menos parcial en macroinstituciones como la conversación.[4]

Por otro lado es de la cultura popular decir que las mujeres...
tracking img