El desarrollo del hombre en la naranja mecanica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3894 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION





La presente monografía requerida por los docentes de la cátedra de Literatura Europea II al alumno, tiene por objetivo demostrar como el capítulo veintiuno de La naranja mecánica (1962), excluido en la edición norteamericana, resulta fundamental para considerar a la famosa novela de Anthony Burgess (1917-1993) dentro del género conocido como novela de desarrollo o deaprendizaje.
En el artículo titulado La naranja mecánica exprimida de nuevo, Anthony Burgess explica cómo su editor en New York decidió publicarle la novela con la condición de suprimir el capítulo veintiuno, cambiando de manera drástica no sólo el final verdadero de la obra sino también su sentido último. Las condiciones económicas del autor por esa época lo obligaron a aceptar aquella determinación,lo cual provocó (junto a la contribución de la versión fílmica de Stanley Kubrick) interpretaciones desatinadas sobre la obra.
Para cumplir dicho objetivo se trabajará a partir de diversos estudios realizados sobre el género literario conocido como Novela de desarrollo o de aprendizaje entendiendo que La naranja mecánica puede incluirse dentro de éste género literario a partir de ciertoselementos que aparecen en su estructura; pero, sobretodo, por la presencia del capítulo veintiuno que termina de orientar la obra hacia ese género literario y, cuya ausencia en la edición norteamericana, altera dicha inclusión.
A modo de cierre se realizará una conclusión en la cual se presentarán reflexiones finales sobre el tema.






La primera dificultad que establece este género literario,como afirma José Luis de Diego, es su denominación. Existen, como en ningún otro género literario, una cantidad de nombres diversos (aunque similares desde el punto de vista semántico) con los que puede ser nombrado este tipo de literatura. Según la opinión dominante, el término Bildungsroman (novela de formación) fue utilizado por primera vez en 1870 por Wilhelm Dilthey en su Vida deSchleiermacher. Se cree también que el profesor Karl von Morgenstern ya había utilizado el término Entwicklungsroman (novela de desarrollo) no sólo en sus clases sino también en trabajos escritos desde la primera década del siglo XIX. A su vez, los franceses, a partir del Emilio de Rousseau, adoptan el término novela de aprendizaje. Otros dos nombres más pueden agregarse a ésta lista: el primero, novela deeducación, proviene probablemente de algunas traducciones de los estudios realizados por Bajtin, el segundo, novela de iniciación, que surge a partir de las derivaciones del género: la novela de aprendizaje espiritual desde las obras más difundidas de Hermann Hesse en las que el protagonista adopta la forma de una verdadera iniciación en el sentido casi ritual que tiene el término (1). En síntesis,pueden contabilizarse cinco denominaciones diversas para referirse al mismo género literario. Una dificultad similar se presenta cuando se intenta precisar la caracterización del género ya que existe, como afirma José Luis de Diego, una doble tradición: La primera pone el énfasis en la educación del ciudadano y adoptan un carácter ensayístico; la segunda, se centra en el aprendizaje delpersonaje, pero en el sentido ficcional de la experiencia narrada. Como modelo de la primera tradición puede nombrarse la obra de Rousseau titulada Emilio de 1762, en donde se advierte un verdadero tratado sobre la educación más que una novela. El modelo mayormente citado, según José Luis de Diego, para la segunda tradición, en donde se enfatiza el aprendizaje del personaje a través de la experiencia, esla obra de Goethe titulada Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister de 1795 (2).

1. De Diego José Luis, La novela de aprendizaje en Argentina, Universidad de La Plata, 1998. Orbis Tertius.
2. Ídem.
Desde ésta diferenciación, La naranja mecánica parece acercarse más al segundo tipo de tradición que al primero, aunque Anthony Burgess, en su articulo titulado La naranja mecánica exprimida...
tracking img