El desoreden neoliberal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2758 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fundamentos de economía.
Abril 13 de 2010.
Reseña. Montes, Pedro. “el desorden neoliberal” (cap. II: las viejas teorías nunca mueren.)
Ante todo cabe aclarar que este es un ensayo crítico sobre la aparición, dominio y consecuencias del neoliberalismo, con este parece haberse desviado el curso de la historia y en ligar de haberse adentrado en una etapa de extensión y mejora del bienestargeneral, se ha iniciado una marcha atrás.
El neoliberalismo es en la actualidad la corriente dominante entre los defensores de una economía del mercado, desde una posición cruda. Por ello, ha hecho suyas las teorías económicas clásica y neoclásica, que tuvieron vigencia durante el predominio del capitalismo. La teoría es un arma en la lucha ideológica, sirviendo para domeñar la realidad más que parainterpretarla, su desarrollo nunca ha sido independiente a las clases dominantes, en el caso internacional a las potencias hegemónicas lo que explica que hayan asumido la teoría convencional. Anteriormente de a insertado el papel de la teoría económica en la concepciones neoliberales señalándose que se podía distinguir una parte dedicada a la justificación de la política que debe aplicarse en elinterior de los países, y otra, a la defensa de unas determinadas relaciones económicas internacionales, existe una conexión lógica entre ambas hasta formar un cuerpo teórico único. No se pretende exponer las teorías en su complejidad sino en extraer lo que de esencial tiene como fundamento de las posiciones neoliberales.
DE LA LEY DE SAY A LA ECONOMIA DE LA OFERTA.
Son tres los pilaresfundamentales de la teoría neoclásica. Por un lado, sostiene la validez de la teoría de Say, según la cual la oferta genera siempre una demanda de magnitud equivalente tendiendo ambas hacia el nivel de pleno empleo. Por otro, los neoclásicos parten de que la curva de trabajo se deriva de la productividad decreciente del factor trabajo. El tercer elemento es el papel indiscutible que el desempeñar en laformación de los precios, en la determinación de las rentas y en la asignación de recursos.
La ley de Say solía enunciar de un modo sencillo y luminoso: “toda oferta crea su propia demanda” y los economistas clásicos siempre admitieron su validez, aunque nunca llegaron a demostrarla (partiendo de la verdad elemental de que en una economía primitiva de trueque todo aquel que ofrece algo esta al mismotiempo demandando otros bienes por un valor equivalente). Sin embargo en una economía monetaria donde puede atesorarse como depósito de valor, oferta no tiene porque traducirse automáticamente en demanda.
A escala macroeconómica, la ley de Say implica una conclusión algo arriesga: todo lo que se produce encontrara una demanda suficiente en el mercado. Los economistas clásicos siempre dieron porválida la ley de Say, porque supusieron que tanto el ahorro como la inversión dependían del tipo de interés, sin embargo procurando una construcción lógica a la necesaria igualación de ahorro y la inversión, no llegaron a descubrir un mecanismo automático por el cual la demanda tendiese a elevarse hasta el nivel de pleno empleo de los recursos producto, o lo que es lo mismo, que el ahorro einversión tendiesen a igualarse en el pleno empleo. Los teóricos acabaron descubriendo un sutil mecanismo por el que se demostraba la validez lógica de la ley de Say, para satisfacción de la escuela neoclásica; desde luego fue una lástima que al mismo tiempo que lo daban por restaurado la más grave crisis de la historia del capitalismo tomase forma abriendo grietas a la escuela neoclásica, y estarealidad ponía entredicho las conclusiones de la ley de Say. La Gran Depresión asolaba a los países occidentales y cuando más se confiaba en las recetas neoclásicas, mas se hundían los precios, pero con ellos, contradiciendo la teoría, más se deprimían las economías. Surgió entonces la teoría keynesiana para explicar un mundo que la teoría neoclásica se negaba a contemplar para modificar las pautas...
tracking img