El divino plan de las edades

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 342 (85302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estudios de las Escrituras Volumen I

El Plan Divino de las Edades [1886]

Página 1 de 177

Biblioteca Teocrática de los Testigos de Jehová

http://www.atalaya.org

Estudios de las Escrituras Volumen I

El Plan Divino de las Edades [1886]

Página 2 de 177

"EL PLAN DIVINO DE LAS EDADES"
Unas Palabras del Autor (Charles Taze Russell) Tanto el Autor como los Editores de este librodesean reconocer públicamente el favor de Dios en permitirles hallarse identificados con su circulación y con sus resultados luz, gozo, paz y comunión con Dios, para muchas almas hambrientas, sedientas y desconcertadas. La primera edición de la obra en inglés, en forma de libro, apareció en el año de 1886. Desde entonces, en rápida sucesión, ha sido reimpreso en el idioma original y también enotros 20 idiomas, hasta el grado que hoy (1916) se encuentran cerca de cinco millones de ejemplares en manos del público del mundo entero. No abrigamos la esperanza de que todos estos ejemplares han sido leídos, no obstante, continuamente recibimos cartas que nos demuestran la poderosa influencia que ellos ejercen en el corazón de sus lectores. Millares nos informan del cambio operado en ellos;entre el número se cuentan algunos que no consideraban a la Biblia como la Revelación Divina a la humanidad. Otros nos dan cuenta de que han sido ateos, o poco menos, porque nunca antes habían conocido al verdadero Dios, ni su Plan verdadero, y no podían aceptar, apreciar, ni adorar las cualidades que, como regla general, los credos le atribuyen al Eterno. Por más de cinco años precedentes a laprimera publicación de este volumen, teníamos prácticamente la esencia del mismo, con otro titulo, y en una forma diferente. Su estilo también difería, en cuanto a que primero atacaba el error, y después de demolerlo, edificaba la Verdad en su lugar. Luego nos convencimos de que no es ésta la mejor manera, puesto que algunos se alarmaban al ver sus errores derrumbados, y no proseguían en su lectura losuficiente para poder entrever la estructura hermosísima de la Verdad que suplantaba los demolidos errores. Entonces introdujimos este volumen, el que se escribió bajo el punto de vista opuesto. Primero presenta la Verdad, demuestra su poder y belleza, y luego insinúa la remoción del error, no tan solo por ser absolutamente innecesario, sino además por inútil y nocivo. De esta manera, el lector deEL PLAN DIVINO DE LAS EDADES encuentra a cada paso algo con qué fortalecer su fe, siente mayor proximidad al Señor, y por consiguiente, tiene confianza de que marcha por el camino recto. Una vez que la Verdad se discierne, se pone más y más de manifiesto lo absurdo de los errores, lo perjudiciales y sin valor que éstos son, y gustosamente se abandonan.

Sin duda que el gran Adversario nosimpatiza con nada que abra los ojos al pueblo de Dios, que les aumente la reverencia hacia el Libro Divino, y haga cesar su dependencia de los credos humanos. Por lo tanto, como era de esperarse, él se opone sobremanera a este libro. Muy pocos se dan cuenta del poder y sagacidad de Satanás; muy pocos alcanzan a comprender el significado de las palabras del Apóstol con respecto a este Príncipe de lasTinieblas, quien, para combatir la Verdad y destruir su influencia, se transforma en un ángel de luz. Muy pocos se aperciben de que nuestro astuto Adversario busca la manera de utilizar los servicios de la mejor gente de Dios, con el propósito de impedir que brille la luz y mantener fuera del alcance del público "EL PLAN DIVINO DE LAS EDADES." Muchos ignoran que desde el tiempo en que comenzó la"manufactura de Credos," en el año 325 E. C., prácticamente no se hizo estudio de la Biblia por un período de 1260 años. Pocos se han enterado de que durante ese tiempo los credos fueron remachados en las mentes de muchos millones de gente, atándolos a horribles errores y cegándolos de tal manera que no podían ver el glorioso carácter divino de Amor, Justicia, Sabiduría y Poder. Muchos no se dan...
tracking img