El divorcio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5587 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES
FACULTAD DE DERECHO

ASIGNATURA: DERECHO CIVIL – FAMILIA
TEMA: DIVORCIO
ALUMNA:
JOHANA K. ROBLES MACAVILCA.

EL DIVORCIO
Introducción:
Con motivo de discutirse en el parlamento largamente la aprobación de una ley de divorcio vincular, se han alegado diversas razones favorables a ella sostenidas por parlamentarios de diversas tendencias políticas. Sinembargo, la Iglesia Católica Apostólica Romana ha defendido en forma constante y enérgica la integridad e indisolubilidad de uno de los siete Sacramentos: El Matrimonio, quizás el más importante en la vida del ser humano, por ser causa última de la formación de núcleo fundamental de la sociedad: la Familia.
El presente está enfocado desde el punto de vista legal, y sus principales razones, tantoprácticas como filosóficas, para debatir el divorcio, con el fin de tomar parte en esta discusión, conociendo los fundamentos de todas las partes en cuestión.
Para la Iglesia en estricto sentido, los significados del matrimonio y del divorcio vincular son incompatibles, por ir el divorcio vincular intensamente en contra al sentido esencial y ontológico del matrimonio.
El Matrimonio se podríadefinir como " contrato civil ( porque tiene la presencia del Estado) y solemne( porque necesita requisitos para que tenga validez), celebrado entre dos personas de sexo diferente(hombre y mujer), con el objetivo de perpetuar la especie". En el aspecto civil, es considerado como un contrato el cual sólo será válido si se ciñe a las normas establecidas por nuestra ley, como contrato este reviste unaserie de formas solemnes sancionadas por una autoridad civil en tal carácter contractual podemos asumir que este reviste un carácter de disolubilidad, y es en tal caso que se puede recurrir ante la autoridad para solicitar tal disolución del vinculo no sin que la autoridad procure garantizar los intereses de los hijos, y de ambos cónyuges, por lo que es de vital importancia el conocimiento de susderechos con respecto de su persona, bienes e hijos.
Historia:
La institución del divorcio es casi tan antigua como la del matrimonio, si bien muchas culturas no lo admitían por cuestiones religiosas, sociales o económicas.
La mayoría de las civilizaciones que regulaban la institución del matrimonio nunca la consideraron indisoluble, y su ruptura generalmente era solicitada por los hombres.Aunque en algunas de ellas, el nacimiento de un hijo le otorgaba al vínculo el carácter de indisoluble.
En muchas sociedades antiguas también era motivo de muerte, como en la antigua Babilonia, donde el divorcio podía ser pedido por cualquiera de los cónyuges, pero el adulterio de las mujeres era penado con la muerte.
Los celtas practicaban la endogamia (matrimonio de personas de ascendencia comúno naturales de una pequeña localidad o comarca), excepto los nobles que solían tener más de una esposa. Era habitual la práctica de contraer matrimonio por un período establecido de tiempo, tras el cual los contrayentes eran libres, pero también era habitual el divorcio.
En América, los Aztecas sólo podían tener una esposa y se la denominaba Cihuatlantli, y sólo podía tener un número determinadode concubinas, sólo la cantidad que pudiera mantener. En este contexto, no desconocían el divorcio, pero debía lograrse por sentencia judicial, que los habilitaba para contraer nuevamente matrimonio.
Los hombres hebreos, en cambio, los varones podían repudiar a sus esposas sin necesidad de argumentar la causa de tal actitud, bastaba con informar al Sanedrín. También existía el divorcio por mutuodisenso, pero las razones de las mujeres eran sometidas a un análisis más riguroso que las del hombre.
También en la antigua Grecia existía el divorcio por mutuo disenso y la repudiación, pero el hombre debía restituir la dote a la familia de la mujer en caso de separación.
En la Roma temprana el divorcio era algo poco común, hasta la época de los emperadores, en donde se acuñó la máxima...
tracking img