El dolor un camino necesario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1259 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El dolor: un camino necesario

Junto con el pecado original, perdimos la felicidad terrenal y, debido a ello, estamos expuestos al dolor, al pecado y al sufrimiento. Sin embargo, por la gran misericordia de Dios, se nos fue entregado a un salvador: Jesús murió en la cruz por cada uno de nosotros, para darnos el perdón y la opción a la felicidad eterna junto al Padre. Esto no significa quehayamos perdido la tendencia al pecado y al sufrimiento, sino que estamos llamados a revindicarnos y a ampararnos en Dios, para poder seguir su voluntad y luchar por nuestra salvación, tomando por ejemplo la manera en que Cristo se entregó a la muerte y al dolor, de forma mansa, humilde y callada. Frente a esta realidad, la gran tensión que se genera es cómo vencer al pecado y consecuente sufrimiento,sabiendo que es inherente al hombre el ser pecadores. Al mismo tiempo, cómo sentir el amparo de Dios si estamos conscientes de que con el pecado herimos a nuestro padre, lo que nos estaría alejando de su amor. Finalmente, cómo aceptar que ese dolor que le causamos a Dios, nuestro Padre, es un camino por el que debemos transitar para superarnos y alcanzar la salvación y el encuentro con Él.
Enprimer lugar, Dios nos hace un llamado a seguirlo a El para que podamos ser salvados. Para eso, necesitamos desprendernos del mundo para no quedarnos en sus banalidades. La tendencia al dolor se muestra en nuestra debilidad como humanos, a lo frágil que es la vida y la poca convivencia y amor que se ve entre los hijos de Dios, por esta misma debilidad primera. Con el tiempo y la evolución humana ycultural, nos hemos ido creando nuevas necesidades, que al no obtenerlas nos provocan un gran dolor, ya que se transforman en expectativas de vida y de felicidad. Estamos tan propensos a los estímulos externos que realmente creemos que sin ellos no obtendremos la vida, olvidándonos de que sólo el amor y Dios nos la puede proporcionar. Somos parte de una sociedad de falsos ídolos, que venera lomaterial, el dinero y lo superficial; un mundo sin Dios. Sin embargo, por nuestra debilidad y sin intención real, caemos en la rueda del consumismo, de la idolatría y del sin razón, y no nos amparamos en la misericordia de Dios y en el amor. Él mismo nos dice: “Pues, ¿de qué sirve al hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se pierde o se arruina? (Lucas 9, 25) A medida que sigamos a Cristo yoptemos por seguir sus enseñanzas, podremos vencer el pecado y su consecuente sufrimiento, y así ser mejores personas.
Asimismo, caemos en perder la esperanza y el valor del sufrimiento. En nuestra sociedad el dolor es un karma y un obstáculo para desenvolverse en la vida y ser feliz junto a los demás. Sin embargo, debemos aceptar nuestras cruces para que el hombre logre de esa forma,encontrarle un valor a esas pequeñas pruebas para poder crecer como personas y tener la oportunidad de ayudar, entregar e irradiar amor al prójimo, transformando al mundo en una civilización del amor.
En segundo lugar, es importante percatarse que no estamos solos en este mundo. Al tener necesidades, dolores y sufrimientos, pasamos a ser dependientes y necesitados de los demás, lo que permite a queexperimentemos el amor y la felicidad que éste conlleva. Además, no somos los únicos que sufrimos ni los primeros en pasar tribulaciones, por lo que es fundamental preocuparse de los obstáculos del prójimo para terminar así, olvidándose del propio. Es esto mismo lo que Cristo hace con nosotros, se compadece de nuestros pecados y sufrimientos, acogiéndonos con amor. Debemos imitar el actuar delsamaritano, que a pesar de no conocer al hombre maltratado ni compartir su cultura, lo levanta, lo cuida y lo protege en un albergue. Con ese ejemplo, debemos comprender la importancia de ser buenos cristianos y dignos representantes del amor que Cristo transmite por medio de su Iglesia, entregando alegría, solidaridad y amor. Con todo esto, podemos ver que para actuar cristianamente en esta vida...
tracking img