El domicilio del demandado como requisito de admisibilidad de la demanda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1519 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DOMICILIO DEL DEMANDADO COMO REQUISITO DE ADMISIBILIDAD DE LA DEMANDA.
Hacía una correcta interpretación y aplicación del inciso 4, del artículo 424° del C.P.C.

Por: Juan Gualber Vega Rodríguez
Abogado egresado de la Universidad
Nacional José Faustino Sánchez Carrión

I. INTRODUCCION.
Cuando cualquier persona –por si misma o por medio de representante- en ejercicio de suderecho a la tutela jurisdiccional efectiva, recurre al aparato judicial, lo realiza a través de una demanda en la que materializando su derecho de acción puede tener como pretensión: i) la solución de un conflicto de intereses, o ii) la dilucidación o esclarecimiento de una incertidumbre jurídica, en ambos casos con relevancia jurídica(1).
El artículo 424° del Código Procesal Civil establece losrequisitos necesarios que toda demanda debe contener para que sea admitida a trámite, tales requisitos son: a) la designación del juez ante quien se interpone; b) la indicación del nombre, datos de identidad, domicilio real y procesal del demandante o su representante, según el caso; c) la designación del nombre y dirección domiciliaria del demandado; d) el petitorio de la demanda; e) los hechosen que se funda el petitorio; f) la fundamentación jurídica del petitorio; g) el monto del petitorio; h) la vía procedimental; i) la indicación de los medios probatorios en que se sustenta la demanda; j) la firma del demandante o en todo caso su huella digital certificada por el secretario judicial, y k) la firma del abogado en los procesos en que sea obligatorio.
En caso que el juez –de lacalificación de la demanda- advierta la ausencia de alguno o varios de los requisitos anteriormente señalados, en aplicación de lo establecido en el inciso 1 del artículo 426° del Código Procesal Civil, declarará inadmisible la demanda a fin que sea subsanada dentro del plazo que a tal efecto le sea concedido al demandante, el mismo que no podrá exceder de diez días hábiles. En caso que las omisiones nosean subsanadas, el juez rechazará la demanda y ordenará el archivo del expediente generado por dicha demanda.

II. EL DOMICILIO DEL DEMANDADO Y LA INADMISIBILIDAD DE LA DEMANDA.
Uno de los requisitos de la demanda cuya interpretación y aplicación en la praxis procesal por los administradores de justicia y otros operadores del derecho, ha llamado particularmente nuestra atención, es elcontenido en el inciso 4 del artículo 424°(2) del código adjetivo referido a la dispensa de la obligación del demandante, de la indicación en la demanda, del domicilio del demandado.
La indicación del domicilio del demandado (que duda cabe), encuentra su justificación en la necesidad de garantizar el derecho de defensa de este sujeto procesal, así como el debido proceso, ya que la correcta indicacióndel domicilio del demandado supone una correcta y válida notificación y consecuentemente la oportunidad al demandado para ejercer su defensa de la manera que más favorable considere, por lo que si no se indica dicho domicilio, la demanda será declarada inadmisible. Sin embargo la norma acotada –como ya indicamos antes- prevé una excepción al requisito de admisibilidad bajo comento cuando admite lahipótesis de que el demandante desconozca el domicilio del demandado, en cuyo caso está estipulado que dicha circunstancia se expresará bajo juramento que se entenderá prestado con la presentación de la demanda(3). Es precisamente sobre este último extremo que nuestra curiosidad y preocupación, acusados por la forma de su interpretación y aplicación por los órganos jurisdiccionales y otrosoperadores del derecho, nos ha motivado a precisar algunos aspectos.
En este sentido es conveniente establecer primeramente que conforme al principio constitucional consagrado en el literal a), inciso 24 del artículo 2° de la Constitución Política del Estado: “Nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, ni impedido de hacer lo que ella no prohíbe”. Por tanto aquello que no nos es prohibido por...
tracking img