El ebola: uno de los primeros casos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3386 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La mañana del 1 de enero poco después del desayuno, una mañana fría, la temperatura del aire por debajo de los cinco grados, la hierba mojada. Monet y su amiga ascendieron por la mañana en el coche, siguiendo un camino embarrado y aparcaron en un pequeño valle situado debajo de la cueva de Kitum.

La mujer desapareció durante varios años tras aquel viaje al Monte Elgon con Charles Monet, luegode improviso reapareció en un bar de Mombasa donde trabajaba de prostituta, un médico keniano que había investigado el caso Monet fue casualmente a tomar una cerveza al bar, pegó la ebra (ligó) con ella y mencionó el nombre de Monet. Se pasmo cuando ella dijo: “Estoy enterada de eso, soy de Kenya, soy la mujer que iba con Charles Monet”. Él no le creyó, pero la mujer le contó la historia con tantodetalle, que quedó convencido que decía la verdad. Después de este encuentro en el bar, la mujer se desvaneció en los populosos barrios de Mombasa y a estas alturas es probable que haya muerto de SIDA.

Los dos se abrieron paso por la maleza, valle arriba en dirección a la cueva de Kitum, siguiendo las sendas de los elefantes que serpenteaban junto al arroyuelo, estuvieron atentos a los búfalosdel cabo que de cerca son animales peligrosos, la cueva se abría en el extremo superior del valle y el arroyo, formaba una cascada que cubría la puerta, el sendero de elefantes llegaba hasta la entrada y seguía hasta el interior. Monet y su amiga procedieron a entrar y pasaron ahí toda el día de año nuevo, probablemente llovería, con lo que se sentarían durante horas en la entrada, mirando elotro lado del valle, contemplarían los búfalos del cabo y los lobos y verían a los iraks de las rocas, un animal peludo del tamaño de una marmota americana, corrriendo arriba y abajo por los peñascales próximos, también verían elefantes. Hay manadas de elefantes que entran por la noche en la cueva de Kitum, para hacerse con minerales y sales. En las llanuras a los elefantes no les cuesta encontrarsal en el subsuelo y en los agujeros de agua secos, pero en la selva húmeda la sal es un bien preciso.

La cueva es lo bastante grande para acoger hasta setenta elefantes a la vez, estos pasan la noche dentro de la cueva, adormecidos de pie o excavando la roca con sus colmillos, pinchan y arrancan piedras de las paredes, que reducen a fragmentos entre los dientes y se tragan los trocitos de piedramachacados. Los excrementos de elefante que hay alrededor de la cueva, están salpicados de roca desmenuzada. Monet y su amiga llevaban linternas y penetraron en la cueva para ver a donde conducía, la boca de la cueva es enorme, cincuenta metros de anchura y aún se ensancha más adentro, cruzaron un terreno llano con excrementos secos de elefante, tropezando al andar con los montes de polvo, la luzdisminuía y el suelo de la cueva se elevaba formando una serie de cornizas cubiertas de sieno verde.

El sieno era guano de murciélago, la materia vegetal digerida y excretada por la colonia de murciélagos de la fruta que había en el techo. Los murciélagos aleteaban al salir de los agujeros y fluctuaban intermitentes a la luz de las linternas, rodeando y eludiendo sus cabezas, lanzandochillidos agudos, la luz de las linternas molestaba a los murciélagos y cada vez se despertaban más animales, cientos de ojos de murciélagos, semejantes a rubíes, los miraban desde el techo, oleadas de gritos recorrían el techo y resonaban de un lado a otro, un ruido seco, una especie de graznido, como de muchas puertecillas de voces chirriantes, vieron lo más hermoso de la cueva de Kitum. La cueva es unbosque húmedo petrificado, en las paredes y en el techo sobresalen los troncos fosilisados, una erupción del Monte Elgón ocurrida hace siete millones de años, enterró el bosque húmedo bajo las cenizas y los troncos se habían transformado en ópalo y cuarzo, los troncos estaban rodeados de cristales, agujas blancas de mineral que sobresalían de la piedra, los cristales eran tan puntiagudos, como...
tracking img