El ego del diseñador a partir de la denotación-connotación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1737 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LO OCULTO DEL DISEÑO REVELA UN EGO
CATEGÓRICO E IMPERATIVO

Por Jesús Ma Pineda-Patrón
chulespe@gmail.com
Universidad Javeriana, Universidad Central, Grupo de Investigación Redipace
Bogotá, D.C.
10-2011
________________________________________
Esta ponencia trata sobre cómo los objetos de diseño ocultan significaciones cuando los usuarios en una comunidad determinada usan los productosde los diseñadores. Y de cómo la denotación y la connotación, como herramientas del lenguaje pueden servir para dar cuenta de esos objetos industriales; es decir, dar cuenta como un procedimiento exclusivo de los usuarios de esos objetos en el instante de leerlos, de comprenderlos o de sencillamente, ubicarlos en una realidad. Se concluye que hay una especie de poder en el objeto cuando éste esleído denotativamente, pero cuando el objeto se lee connotativamente, se le despoja “simbólicamente” -al objeto- de ese poder que le ha impuesto el diseñador cuando lo ha creado. Así, entramos a la significación plural del objeto y así también, se recrea, se enriquece la realidad y el ego del diseñador queda “vencido” como si hubiese una tensión entre autor y lector de objetos.

Empezarédiciendo que Labov (1972, 124) y Voloshibnov (1979, 98-106) dicen que el conocimiento compartido es la idea que se asocia a una observación cuando es la misma para todos, y se le denomina sentido común. Asimismo, según Mac Canell (1990, 75), “Puede llamarse signo a cualquier relación idea-observación independientemente de la estrechez o la amplitud del círculo social de su significado”. Entonces y comoconsecuencia de la observación y de las ideas que tenemos de los objetos que nos rodean, hemos, como colectivo humano e histórico social, acordado –por sentido común- nombrar los objetos con palabras que transportan significados y los hemos distinguido como signos por sus conceptos e imágenes siguiendo el pensamiento saussureano de signo. Es decir, un objeto de diseño es un signo porque cuando loobservo, me genera una imagen que a su vez me remite a una idea. Idea que puedo compartir en la comun-idad social que habito.
Un ejemplo de ello es lo que significa una silla, que como objeto, además de que sirve para sentarse, también sirve para comunicar estatus, categoría o poder según la ubicación de quien la use. El ejemplo entre un estudiante y un docente es ideal para dar cuenta de queambos sujetos utilizan sillas en un aula, pero se ubican diferentemente ya que el docente está adelante y el estudiante enfrente, y esta distinción en la disposición espacial en el uso, genera una comunicación -si se quiere- incorrectamente política en el aula de clase, pues se erige la relación dominado-dominador en la arena intelectual –por lo menos en una educación tradicional-. Asimismo, la sillaen otro contexto, sirve funcionalmente para que cuando se sube de pie sobre ella, es decir, funciona como si fuera una versión de escalera espontánea, es la idea de “escalera” que sirve para colocar un bombillo que está en el techo o sobre una pared alta de una habitación.
Hay innumerables objetos que utilizan numerosas funciones segundarias en sus significaciones y que, además, ofrecen yrealizan asistencias inimaginables que sólo el sujeto que interactúa puede hacer ver tales funciones o servicios. ¿Sólo es el sujeto? ¿Es el objeto, o es el diseñador, o es la materia prima, o es “algo” desconocido que proviene de la mente del diseñador, o es el ojo necesitado del usuario que funda estos nuevos y ocultos servicios en los objetos del creador de diseño?
Es posible que se halle larespuesta en la dupla denotación y connotación. Estas categorías dicen que lo real y físicamente visible y tangible le corresponde al campo denotativo: es una silla y ¡punto! Contrariamente, lo segundo es cuando la cosa o lo real se vuelve polisemántico, si se quiere polifuncional pues el objeto –como la escalera, o mejor la silla- resulta no ser –aunque sea por un momento-, lo real sino se convierte...
tracking img