El ello y su relacion con la identificacion primaria y el narcisismo primario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (4000 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 19 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ELLO Y SU RELACION CON LA IDENTIFICACION PRIMARIA
Y EL NARCISISMO PRIMARIO

Prof. BLANCA BAZZANO.
Ficha para la Cátedra “Psicoanálisis (Freud)”.
Año 2000.

La aprehensión de estos conceptos y su articulación requiere nos detengamos en varios pasajes de la obra de Freud, para realizar un trabajo elaborativo que nos permita presentar la multiplicidad de los aportes querealiza a lo largo de décadas de producción. Sus desarrollos teóricos sobre estos temas no los encontramos concentrados en una de sus obras, sino que es necesario recorrer numerosas para poder seguir el hilo de sus descubrimientos.
Para entender las relaciones entre el ello, la identificación primaria y el narcisismo primario, comencemos considerando cómo caracteriza Freud al ello en elúltimo de sus trabajos, “Esquema del psicoanálisis” de 1938 (p. 160 y 199. Todas las referencias son de Obras completas, Ed. Amorrortu).

“Llamamos ello a la más antigua de las instancias psíquicas”.
“En el origen todo era ello”.
“El núcleo de nuestro ser está constituido por el ello”.
Lo destacado por mí en cursivas tiene el propósito dehacer algunas aclaraciones: que sea la instancia “más antigua”, que se instituya “en el origen” no nos remite a estadios evolutivos con relación a las otras instancias -yo y superyó- sino que, una vez constituidas, todas son partes permanentes de la estructuración del sujeto. Esto implica procesos en los que lo primario se articula siempre a lo secundario. La particularidad de estas secuenciaslógicas es que nada se pierde, todo pasa a ser parte integrante de la misma estructuración.
En el ello se encuentran las raíces pulsionales que mueven el funcionamiento del superyó e incluso del yo. El superyó tiene gran afinidad con el ello, se enfrenta al yo como su abogado cuando satisface la pulsión destructiva produciendo un quiebre al principio del placer; pero también el yo es unsector del ello aunque diferenciado porque intenta remplazar el principio de placer (que rige irrestricto en el ello) por el principio de realidad, es decir que procura de todos modos el placer aunque adecuándose a las exigencias del mundo exterior.
Esta relación del yo con el ello es tan estrecha que el yo “sustrae libido al ello, transforma las investiduras de objeto del ello enconformaciones del yo” (“El yo y el ello”, p. 56) por el proceso de identificación. Sin embargo tienen diferentes reglas, propósitos y medios para alcanzarlos.
En cuanto a las reglas o leyes que rigen en el ello, responden a una energía cuya capacidad de movilidad posibilita que las representaciones se desplacen y se condensen, que no haya negación ni principio de contradicción (impulsosopuestos coexisten sin cancelarse entre sí y pueden llegar a formaciones de compromiso).
Sus propósitos son los del principio del placer que procura la satisfacción pulsional en forma inmediata. No hay representación del tiempo tal como se presenta en el proceso secundario yoico, pero además “las impresiones que fueron hundidas en el ello por vía de represión, son virtualmente inmortales, secomportan durante décadas como si fueran acontecimientos nuevos” (“Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis”, p. 69). Es decir que las representaciones inconscientes no se ordenan temporalmente ni el tiempo las altera.
Afirmar que el núcleo de nuestro ser está constituido por ello es afirmar que ese núcleo es inconsciente. Pero hay que tener en cuenta que Freud distinguedos categorías de inconsciente en el interior del ello: lo reprimido secundariamente por el yo cuando se defiende de las representaciones angustiantes; este “ello reprimido” provoca una especial compulsión a la repetición que esfuerza a que toda nueva representación análoga a la reprimida, sea también reprimida. Por su parte, las pulsiones constituyen la otra categoría de inconsciente en el...
tracking img