El emilio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1580 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
* Libro primero
* Todo sale perfecto de manos del autor de la naturaleza: en las del hombre todo degenera
* A las plantas las endereza el cultivo, y a los hombres la educación
* Débiles nacemos, y necesitamos de fuerzas: desprovistos nacemos de todo y necesitamos de asistencia: nacemos estúpidos y necesitamos de inteligencia. Todo cuando nos falta al nacer, y cuando necesitamossiendo adultos, eso lo debemos a la educación.
* La educación es efecto de la naturaleza, de los hombres o de las cosas. La de la naturaleza es el desarrollo interno de nuestras facultades y nuestros órganos; la educación de los hombres es el uso que nos enseñan a hacer de este desarrollo; y lo que nuestra experiencia propia nos da a conocer acerca de los objetos cuya impresión recibió, es laeducación de las cosas.
* La naturaleza no es otra cosa que el hábito
* La educación, cierto, no es, otra cosa que un hábito
* Disposiciones de simpatía o antipatía, crecen y se fortifican a medida que aumenta nuestra sensibilidad y nuestra inteligencia; pero tenidas a raya por nuestros hábitos las alteran más o menos nuestras opiniones
* Por necesidad opuestos, proceden dos formascontrarias de institución; una pública y común: otra particular y domestica
* El verdadero estudio nuestro es el de la humana condición
* Educación, institución e instrucción son por tanto tres cosas tan distintas
* La que cría el hijo ajeno en vez del suyo, es mala madre
* Cuando es viva y animada la familia, son las tareas domesticas la ocupación mas car para la mujer, y eldesahogo más suave del marido.
* No hay pintura que más embelese que la familia: pero un rasgo solo mal trazado desfigurar todos los demás. si a la madre le falta salud para ser nodriza al padre le sobraran asuntos para ser perceptor.
* Cuanto más uno reflexiona, más dificultades nuevas se presentan.
* Las obligaciones de un perceptor, y conozco tanto mi incápacidad, que nunca admitirésemejante cargo, sea quienquiera el que con él me brinde; y hasta el interés de la amistad fuera para mí nuevo motivo de negarme a él.
* De aquí ha resultado que en un principio he hablado poco del Emilio, porque mis máximas primeras de educación, aunque contrarias a las usadas, son de tan palpable evidencia, que no es fácil, que un hombre de razón les niegue asenso. Mi alumno conducido deotra manera que los vuestros, no es ya un niño ordinario y necesita un régimen peculiar para él.
* Hay tan pocas cosas análogas entre la infancia y la edad madura, que nunca se formará apego sólido a tanta distancia. Los niños halagan algunas veces a los viejos, pero nunca los quieren.
* La educación al hombre apto para todas las condiciones humanas; menos racional es educar a un rico paraque sea pobre, que a un pobre para que sea rico, porque a proporción del número de ambos estados, más ricos hay que empobrezcan que pobres que enriquezcan.
* Emilio sea de ilustre cuna, que siempre será una víctima sacada de las garras de la preocupación. Emilio es huérfano. Nada importa que vivan su padre y su madre; en cargado yo de todas sus obligaciones, adquiero sus derechos.
* Debehonrar a sus padres, pero sólo a mí debe obedecer; ésta es mi primera o más bien, mi única condición.
* Empero aquel que se impone una obligación a que no le ha sujetado la Naturaleza, primero ha de cerciorarse de los medios de desempeñarlas; de otro modo, habrá de dar cuenta hasta de lo que ni pudo hacer.
* Es necesario que para obedecer al alma sea vigoroso el cuerpo; un buen sirvienteha de ser robusto.
* Un cuerpo débil debilita el alma. De aquí proviene el imperio de la medicina, arte más perjudicial a los hombres y a todas las dolencias del sanar.
* Mi objetivo es considerarla sólo por aspecto moral.
* El conocimiento de los riesgos es lo que nos los hace temibles; quien se creyera invulnerable, de nada tendría miedo.
* No tendría más que una idea del yo; a...
tracking img