El empresario del siglo xx!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2845 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El empresario del siglo XXITema/s | Management - LiderazgoAutor/es | Llano Cifuentes, Carlos Publicado | 12/2001

En estos días, caracterizados por el humor transicional y peticiones de cambio dentro y fuera del gobierno, se oyen frecuentemente voces que solicitan modificaciones en el modelo económico del país. Dudo que muchos sepan qué quieren decir cuando piden un nuevo modelo económico. Encualquier caso, ningún modelo económico es capaz por sí solo de hacer que los mexicanos hagamos un buen trabajo. Para ello se necesita, además de un apropiado enfoque de la macroeconomía, un marco jurídico coherente, y sobre todo un conjunto de convicciones éticas vividas por los ciudadanos.

Lo que necesitamos es un nuevo modelo de empresa, aunque no se desprecien ni las grandes visiones de laeconomía ni los amplios marcos jurídicos. El nuevo modo de hacer la empresa requiere un nuevo modo de ser del empresario.

El empresario del siglo XXI, por un lado, ha de saberse manejar entre la expansión globalizadora de los mercados y la contracción especialista de sus servicios o productos; pero también, por otro lado, ha de lograr una síntesis entre las vertientes humana y tecnocrática dela empresa; por último, el empresario que no consiga la subordinación de la competencia a la colaboración, no alcanzará mantener a flote a su organización, cuya cohesión se observa cada vez más atacada.

Globalización y especialización La globalización se extiende a los ámbitos del mercado, de la adquisición, del capital, de la cultura y del personal de trabajo. Nuestra mirada directiva serefería antes a un contorno específico del mercado. Esta perspectiva mercantil ya no sirve: los mercados han perdido la posibilidad de manejarse en plural. Se han hecho universales las informaciones mercantiles: el internet generaliza cualquier oferta y cualquier demanda. El mercado más grande del mundo no es Estados Unidos, sino el mundo mismo: nuestro primer cambio es el de alargar el horizontede nuestra mirada.

Mas la globalización no se refiere sólo al mercado de venta, como muchos suponen, sino paralelamente, al de adquisición; y no sólo a las materias primas que componen nuestro producto, sino a las partes mismas, ya elaboradas, que lo integran. Un habano -por ejemplo-, cuya concepción original proviene de Cuba, se elabora hoy con tabaco recogido en las vegas de Santo Domingo;con fibras cultivadas en tabacales de San Andrés Tuxtla, Veracruz, y con la capa exterior proveniente de Camerún; las operaciones industriales se realizan en Kingston, Jamaica, y las comerciales se dirigen desde Nueva York. Se trata de un simple cigarro habano.

A la globalización del mercado sigue el carácter internacional del capital. Encontramos una homogeneización en las finanzas: el dinerose ha convertido en un commodity sin origen particular. Pero debe tenerse en cuenta que la globalización económica no monopoliza todos los aspectos internacionales de la vida: la empresa ha de encararse con la multiculturización. Las diversidades caracterológicas, étnicas y geográficas de cada pueblo están adquiriendo una mayor autoconciencia y autoafirmación, no siempre de signo positivo.Nuestras empresas tienen que convivir sabiamente con la generalización económica y con la especificidad cultural. El individualismo analítico de los norteamericanos, la armonía sintética de los japoneses, el interés social y aprendizaje de los alemanes, la seguridad y calidad de los suecos, el sacar fuerza de flaqueza de los holandeses,... representan diversas maneras de hacer negocios. Diversidadesentre las que el director mexicano ha de asimilar aquéllas que consuenen y aumenten su propio modo de ser, que también lo tiene y que debe descubrir y aprovechar.

Por otra parte, la globalización del mercado, de la cultura y del dinero se ve acompañada por la del personal. Hoy los obreros de Detroit no compiten con los capitalistas de la Ford o de la Chrysler, sino con los propios obreros...
tracking img