El enamoramiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2112 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Enamoramiento

El amor!… ¡ay el amor! palabra en boca de muchos, mal utilizada y aplicada a casos en que no se corresponde, porque en el amor se requiere la pasión y el coraje para dejarse llevar por el arrobamiento en medio de un sentimiento exuberante, que impulsa la vida, la justifica y la convierte en vivible, ya que el amor todo lo justifica. El amor es energía, bienestar, motor,fuerza, ganas, satisfacción e impulso.
Nuestras reflexiones se van a circunscribir a la teoría de la “cristalización” del famoso escritor francés Stendhal, contenida en su muy conocida obra “Del Amor”, en la que para explicar el enamoramiento, ese flechazo o embrujo repentino que es atracción química, pero no es un sentimiento elevado de amor y sostiene:
“En las minas de sal de Salzburgo, se arroja alas profundidades abandonadas de la mina una rama de árbol despojada de sus hojas por el invierno; si se saca al cabo de dos o tres meses, está cubierta de cristales brillantes; las ramillas más diminutas, no más gruesas que las patas de un pajarillo, aparecen guarnecidas de infinitos diamantes, trémulos y deslumbradores; imposible de reconocer la rama primitiva.
Lo que yo llamo cristalización esla operación del espíritu que en todo suceso y en toda circunstancia descubre nuevas perfecciones en el objeto amado.”
Para Stendhal el amor es una operación de fantasia que se lleva a cabo en el sujeto que ama, en palabras llanas, el individuo embargado de amor construye a sus expensas un castillo en el aire. Como en el caso de la rama en la mina de sal, quien ama partiendo de algunacaracterística singular del objeto de su amor (rama), lo adorna con guirnaldas artificiales construidas como diamantes por él mismo (cristales).
Cada persona tiene una sensibilidad o llamémosle debilidad por algún rasgo o característica del ser en el que va a depositar su amor, así nos llama la atención, las piernas, la sonrisa, los ojos, el cabello, la inteligencia, las buenas maneras, la sensibilidad,según las preferencias y apetitos, ese talón de Aquiles variará de uno a otro.
Lo cierto es, que ese atributo desplegado como un estandarte por su titular funge como señuelo a ser devorado de un salto por el amante en ciernes, tal bendición poseída por una criatura origina una suerte de imán capaz de hipnotizar y embelezar a quien sin defensas, eleva al dichoso del resto de los seres humanos (hombreso mujeres); acto seguido se pone en marcha la máquina del amor, la constructora de cristales sobre el objeto amado, cristales que surgen de la imaginación y que en nada se hallan consustanciados con las aptitudes propias del amado. De esta manera, una inicial devoción por la inteligencia, las piernas, la amabilidad, etc., se convierte en un elaborado laboratorio químico de implantación decristales, paulatinamente la imaginación entra en el juego, y aquel ser humano de carne y hueso, que suda, llora y a veces tiene miedo, se transforma en un héroe o heroína de un cuento de hadas, pasa de ser un individuo con virtudes y defectos, para transformarse en una deidad, en un baluarte colmado de gracias, después del proceso químico de cristalización, el amante tiene delante de sus ojos un nuevoejemplar ahora remozado con un buen corazón, simpatía, humanidad, humildad y pare de contar, porque la lista se nos hace interminable.
Como sabemos los seres humanos contamos con una poderosa herramienta y no es otra que la imaginación y su “capacidad de cierre”. Si leemos una palabra cuyas letras de la mitad hacia abajo aparecen borradas, seguramente acertaremos a descifrarla. Si observamos unaformación rocosa dispuesta sobre la superficie del mar, y el espectador está parado desde la costa, ese espectador, por esta disposición al cierre de la imaginación, concluirá que por debajo del agua, ese peñasco se sumerge en el mar hasta tocar el suelo marino. Ahora, si tomamos un bote y le damos la vuelta al peñasco, asombrados podemos percatarnos que nuestra primera visión del peñasco (la...
tracking img