El equilibrio del hombre en la naturaleza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4174 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 10 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. Marco Teórico

¿Por qué el hombre es responsable de la naturaleza?

Al perfeccionar el ser humano su hábitat, altera el equilibrio de la naturaleza afectando a todos los seres vivos, incluido el mismo, debido a la negligencia desmesurada y desmedida del hombre se produjo enormes daños en la naturaleza, algunos irreparables y otros casi por llegar a serlo. Desequilibrando los ecosistemastanto acuáticos como terrestres con su tala desmedida, su caza y pesca incontrolada, con sus fábricas e industrias que emanan gases tóxicos. Siendo esta conducta muy egoísta ya que arrebata el derecho de existir a sus iguales, dando rienda suelta a su ideal de “progreso”.Producto de esta intervención indiscriminada de los seres humanos en la naturaleza, se descubre toda su fragilidad y finitud,mostrando cuan vulnerable es. La consecuencia de esta acción debe garantizar la continuidad de la existencia humana.
El hombre fue creado para existir en equilibrio con la naturaleza, para ser una parte armoniosa de una exósfera correcta. Esto puede lograrse cuando todos llegan a un acuerdo en dos etapas: “No hagas a los otros lo que no quieres que te hagan a ti” y, “Ama a tu prójimo como a timismo”;”Actúa de tal modo que los efectos de tu acción sean compatibles con la permanencia de una vida humana autentica” y, “No pongas en peligro la continuidad indefinida de la humanidad en la tierra” (1). Si construimos el mundo y el ambiente basándonos en estas actitudes, todo lo que está fuera de nosotros (el ambiente) será óptimo para el hombre.
La acción humana ha cambiado profundamente en lasúltimas décadas, esto se debe a los desarrollos tecnológicos, científicos y a la dimensión colectiva de la acción. El hombre se ha vuelto esclavo de estos desarrollos, ya que estas gobiernan su vida. Lo más preocupante es que el ser humano ocupa estas herramientas para matar tanto a las personas como también a la naturaleza; como por ejemplo las bombas atómicas, bombas de neutrones, etc. En talescircunstancias, hay que mantener los ojos muy abiertos ante la tecnología desencadenada ya que parece no tener freno. Es nuestro deber seguir vivos, hacer una reflexión moral sobre si podemos incidir en este avance constante de la ciencia y la tecnología, es indispensable preguntarnos si la naturaleza moral del ser humano puede permitirse eso.
Hoy el medio artificial extiende sus redes y suexplotación al conjunto del planeta, poniendo en peligro la biosfera, tanto global como localmente. A partir de ahora la vigilancia, la responsabilidad, la moderación de los seres humanos debe se absoluta.

2. Objetivos:

2.1 Objetivo General:

Dar a conocer los argumentos y contra argumentos, para así crear en el lector una propia opinión, respecto de si la intervención de la tecnología en lanaturaleza afecta a toda la biosfera, exponiéndola a variadas alteraciones, por lo cual debemos anhelar tanto el bien común, como el de toda la naturaleza, ya que todas las repercusiones de la tecnología han provocado el deterioro del medio ambiente poniendo en duda la preservación de la existencia de la humanidad.

2.2 Objetivos Específicos:
- Dar a conocer los abusos del hombre en lanaturaleza.
- Dar a conocer si existe una relación entre hombre-ciencia-naturaleza.
- Dar con claridad y sin dificultad el principio o la responsabilidad de la naturaleza.
- Dar a conocer la visión de Hans Jonás en los textos que ha publicado en relación a este tema.

3. Estructura:

Capitulo I: La biosfera.
En este capitulo se hará una breve explicación de cómo abarca la biosfera entodos los seres de nuestro planeta y su habitad.
Capitulo II: El hombre y la naturaleza.
En este capitulo se vera que el hombre y la naturaleza están naturalmente ligados.
Capitulo III: Imperativo kantiano.
En este capitulo se vera que el imperativo tiene que ver con la experiencia autónoma, de la ley dada desde dentro del propio individuo y no desde afuera.
Capitulo IV: Ideal baconiano.
En...
tracking img