El esclavo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (271 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Irónicamente la misma enfermera que había tratado de acabar con mi vida, había sido asignada ahora para cuidar de mí. Cuando entró de nuevo a lahabitación, estaba muerta de miedo.
-Buenos días -me dijo tímidamente mirando hacia el suelo.
-Buenos días -le contesté de lo más natural.
-Aquí está tu medicina-dijo, dejando un par de pastillas sobre el buró junto a mi cama. Revisé que todo estuviera en orden en la habitación, mientras yo la seguía con la mirada.-Ya me voy -comentó nerviosa-. Si necesitas algo me puedes llamar apretando este botón -continuó, como queriendo averiguar si yo estaba enterado de lo quehabla sucedido.
-Gracias, ¡qué amable! -le contesté fingiendo que todo estaba bien.
Se encaminó hacia la salida y cuando estaba a punto cruzar la puerta lepregunté:
-Por cierto... ¿Qué sucedió con la mujer que necesitaba los riñones?
Su rostro palideció y abrió los ojos como si hubiera visto a un fantasma.Es obvio que se dio cuenta de que yo lo sabía todo.
-La... la... mujer; ella está bien, encontró a un donante el mismo día que despertaste -dijotartamudeando y notablemente nerviosa.
No comentó nada más y cerró la puerta. Después me enteré de que ella y el doctor con el que había planeado vender mis órganos,abandonaron su trabajo ese día, seguramente temiendo que yo los delatara. No se volvió a saber de ellos.
Recuerdo muy bien el día que me visitaron misfamiliares, mi madre estaba tan emocionada que entró corriendo a la habitación y me abrazó con fuerza, tomó mi cara entre sus manos y me llenó de besos.
tracking img