El escritor preparado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1259 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ESCRITOR DE SOCIEDAD
Javier Morán Solano, escritor
La sociedad es el contexto y las personas los personajes. El escritor observa el suceso y lo convierte en motivo literario. A veces es un hecho periodístico o susceptible de serlo. El escritor toma protesta al tema en cuestión, e inicia una indagatoria a modo de inspiración. Recurre a la reflexión, al análisis, a la verificación, a la causalde interés, entre otros aspectos.
Indaga, verifica, interpreta, decide, define y adapta un fragmento de lo observado, llegando así a las simbólicas fronteras entre el periodismo literario y el realismo mágico. Estos primos-hermanos se parecen tanto que su diferencia familiar radica en que el primero engendra un producto cultural que contiene uno o varios géneros periodísticos, entretejidos enuna atmósfera de fiel objetividad del tema asumido.
El segundo tiene la costumbre de adoptar un acontecimiento verídico para aparearlo con la magia de la fantasía. La intención de dichos parientes, aunque con diferentes métodos, persiguen iguales fines: Un retrato de la realidad social.
Tanto el escritor novel como el consagrado, en amistad con los parientes citados, se convierte en trabajadorsocial. Se enfrenta a su propia trama, pues de manera directa o indirecta, lo ocurrido en la comunidad le hace intervenir por derecho propio. Como hijastro de la sociedad, el escritor se amamanta de historias ocurridas en ella y anota en su diario confidencias dispuestas a nuestro alcance.
En la literatura social y de realismo mágico, el escribiente hace notar la denuncia popular al exponer unacrítica en sus relatos y novelas. El artista anota parte de la biografía social por debajo de la mesa, o sin ningún tapujo. La comunión entre narrativa y conflicto recrea al lector escenarios de su entorno, documentando su propia historia. Y así el trabajador social de las letras es también historiador.
En la obra “Noticia de un secuestro” del colombiano Gabriel García Márquez, la privación ilegal dela libertad que protagoniza el libro, libera, en la lícita voluntad del nobel, una crónica enseñanza sobre el tema tanto en la correlación testimonial-reporteril como en la delictiva-poder político.
Al revisar el “Llano en Llamas”, de Juan Rulfo, advertimos como el autor dibuja con palabras la opresión, la inseguridad, la violencia y la nostalgia en el campo mexicano. No son solo ambientesdepresivos a raíz de una vasta imaginación, sino genuinas y rurales existencias.
Por motivación de los dos genios ya nombrados, un servidor se aventura en “Los Decires de la Casa” a explorar el sentimiento militarizado de Palemón Pintado, exteniente del ejército que se aparta del regimiento al saberse portador de VIH. Milicia y religión, se adjuntan en anécdotas familiares que aparentan ser elargumento central de la novela. Inspirada en un caso verídico, el realismo mágico pasa lista de asistencia en este trabajo.
Literatos como Carlos Fuentes -en “La Muerte de Artemio Cruz”- nos han ambientando con solemnes momentos del México post-revolucionario; o como Mario Vargas Llosa, que en su novela “La Fiesta del Chivo” retoma los albores sexagenarios de la República Dominicana, cuyos devenires detransición democrática se transportaron al cine en lo posterior.
Se terminan las anónimas charlas una vez que los rumores se editan y se aclaran, cuando salen de la imprenta.
El escritor informa sobre sí mismo al comunicar sobre y para la sociedad lo concerniente a todos. Esparce en el público el germen de la crítica constructiva y transfiere su humanidad a líder de opinión. Casos como el deJulio Cortázar quien trabajó como traductor y revisor de la UNESCO –organismo que, dicho sea de paso, ha implementado cuantiosos empeños con escritores en lenguas indígenas para preservar los idiomas nativos- prueban el vigoroso nexo de los autores con el mundo.
El escritor de sociedad no se obsoleta por la inagotable necesidad de manuscribir su ambiente vivencial. No se conforma con “dejar...
tracking img