El estado como dogma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1052 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El estado como dogma
Lo que aquí presento hermanos míos no puede ser menos que mi deber con “el resto”, si he de tener un deber, que sea este: mi compartir como deber hacia ustedes.
No presento nada más que un compartir de conocimiento alegre, no he creado nada, apenas quiero hacerlo, pero, mi honestidad lo sabe y por eso lo dice, pues ¿no es acaso cierto que la peor mentira que existe esaquella en la que uno se engaña a sí mismo?, por eso les menciono esto, porque no me quiero engañar, no caeré en eso.
Para leer esto les quiero pedir solo una cosa, con la misma confianza que la aurora ve a la tierra cada día, amigos dionisíacos; que me malentiendan, pues soy un humano, como humano puedo mentirles, pero tal vez les mienta al decir que miento, descúbranlo con su alma, pues en su almase reflejarán mis palabras, no esperaría menos de ustedes.
¿Cómo ver al estado?
Este organismo es un organismo vivo, compuesto de diferentes partes que funcionan no en armonía, sino en hostilidad (entre el conjunto, en una batalla de “todos contra todos”), en una suerte de paz armada, de guerra fría, pero cuyos mismos elementos se alienan unos a otros, se naturalizan unos a otros, se hunden en ladecadencia unos a otros, es “el nuevo ídolo”, el nuevo dios, se aprovechó del cansancio de quienes asesinaron al anterior y los alienó de nuevo, pero lo hizo sutilmente, se escondió así el antiguo ídolo: cambió su apariencia por “igualdad” en la tierra, su nombre por estado, y su negación de la vida por la aniquilación de la vida, nada más falso y abyecto, así se hablan a sí mismas las almasgrandes: “los hombres no somos iguales, así habla la justicia” (Friedich Nietzsche).
¿Qué es pues lo que aunque no ames, te dirige descaradamente? Ah, esa respuesta está más clara que las almas de los pensadores más profundos de la historia. ¡Solo aquello que es amado puede mandarte y es más, tú debes obedecer, tu espíritu así lo quiere, tu más profundo sentimiento de amor a los hombres lo quiereasí!, esa debería de ahora en adelante ser la libertad de los individuos, que nacerá de las cenizas de la humanidad envilecida por el estado, por la paz alienada.
A nosotros, los que desde ahora buscamos ¡libertad para libertad! -pues esta ha sido aprisionada por los despreciadores de la vida- nos es lícito compartir el sano manto del conocimiento con quienes aunque no se lo merezcan, lo merecerán,pues confiamos en los hombres, en sus instintos de libertad, en su Dionisio; pues, ¿Qué es lo que esperan las mentes grandes? ¿Por qué no han dejado atrás al resto? ¿Por qué aún se mantienen no muy lejos, hasta ser inalcanzables para quien quiere alcanzarlos? ¿Es que acaso esperan la carta que ponga fin a su espera? ¿O esperan regresar a ellos para hundirse en su ocaso?
Pero esto les digo a losque consideren lícito para ellos compartir este manto sublime con el resto, ubicar primero en sus almas y en sus espíritus desinteresados de poder y de codicia, el significado de libertad, ubicar al ser humano en su correr libre innato les dará la respuesta; pues ¿cómo puede alguien hablar de la preciosa humanidad libre sin conocer el significado de ello?; y esto es lo segundo que les digo, no dejarque lo que no es amado por nosotros nos mande, pues allí se encuentra el germen de la servidumbre, de quienes quieren solo rebaños seguidores, por eso amigos míos en la guerra y en las pasiones por la vida y su belleza sublime les pregunto, y así deberían preguntarse sus almas: ¿Son ustedes seguidores, tan solo aniquiladores, o han sido ya los hombres más grandes que he conocido, creadores?
Raroy abyecto resulta para los “patriotas” que se asegure esto, el fango en sus almas no les permite ver más allá de sí mismos, uniformidad piden, quieren acabar con la consciencia de los humanos, se atavían con los pensamientos latrocinados de quienes quieren acabar, aniquilar –de forma inteligente- con el “perro de fuego”, a ustedes, “patriotas”, yo les digo, su fin llegará, su muerte es...
tracking img