El estado de israel y el pueblo palestino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2711 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El estado de Israel y el pueblo palestino…
Para entender los antecedentes de esta resolución de la ONU, es necesario partir de tres verdades básicas:
La primera: el estado de Israel se fundó en 1948 sobre las tierras del pueblo palestino cuyas raíces en la tierra tienen una historia de cientos de años y cuya existencia como nación en lo que hoy es Israel se originó durante la formación deestado-naciones en la región. Al fin del siglo 17, había 230.000 palestinos (musulmanes y cristianos) y 2.000 judíos en lo que hoy es Israel. 200 años más tarde, en 1800, la situación era similar — 268.000 palestinos y 7.000 judíos. Aun después de las olas de emigración de judíos de Europa a Palestina, en víspera de la fundación de Israel, Palestina era hogar de aproximadamente 1.3 millones depalestinos y 630.000 colonos judíos.
El estado de Israel, como una entidad sionista, nació por medio de la limpieza étnica de la población palestina original. Esta se concentró en la ola de masacres y terror conocida como la Nakba (“catástrofe” en árabe) durante y después de 1948, como en la aldea palestina de Deir Yassin. El 9 de abril de 1948, unos soldados judíos irrumpieron en la aldea y acribillaronlas casas con fuego de ametralladora, y mataron a mucha gente. Como escribió un historiador: “Agruparon en un lugar a los aldeanos que quedaban y los asesinaron a sangre fría y abusaron de sus cuerpos y violaron a muchas mujeres y luego las mataron. Fahim Zaydan, de 12 años en ese entonces, recordó que vio con sus propios ojos el asesinato de su familia: ‘Nos llevaron uno tras otro; pegó un tiroa un anciano y cuando una de sus hijas lloró, le pegó uno a ella también. Luego llamaron a mi hermano Muhammad y le pegó un tiro delante de nosotros, y cuando mi madre gritó agachada sobre él —con mi hermanita Hudra en las manos, a su pecho— la balearon también’”. (Vea La limpieza étnica de Palestina, de Ilan Pappé.)
Esta clase de masacres hizo que casi un millón de palestinos huyeron de sustierras, aldeas y hogares. Para asegurar que no quedara nada por que regresar para los palestinos, destruyeron completamente sus aldeas, incluso muchos olivares y naranjales. Cambiaron a hebreo los nombres de aldeas y caminos en árabe. Destruyeron antiguas mezquitas e iglesias cristianas.
Encima de antiguas aldeas palestinas construyeron parques temáticos, bosques de pino (un árbol no autóctono en laregión) y asentamientos israelíes — para borrar toda evidencia física de que la tierra había pertenecido a los palestinos y para darle finalidad a la Nakba. ¡Los sionistas y sus partidarios afirmaron que nunca había existido un pueblo palestino! Y que Israel era “una tierra sin un pueblo para un pueblo sin una tierra”.
Sobre la sangre y huesos de tales masacres y con la justificación mediantetales mentiras, se fundó y se construyó el estado de Israel. Y no se trata de una “historia” ni “antigua” ni “moderna”. Moldea la vida cotidiana de cada palestino hoy. (Vea “¿Bastión de ilustración… O matón para el imperialismo? El caso de ISRAEL”, Revolución #213, 10 de octubre de 2010, que se puede conseguir en línea en revcom.us; y/o haga su propia investigación de estas afirmaciones e investiguemuchas fuentes.)
Segunda: las potencias imperiales, y hoy Estados Unidos, patrocinaron a Israel para que sirviera de agente armado global para un mundo de maquiladoras, devastación ambiental, explotación y opresión. Sea la alianza entre Israel y el régimen de apartheid en Sudáfrica, su participación clave en la masacre de 200.000 indígenas en Guatemala o las guerras constantes contra otrospaíses del Medio Oriente, Israel ha funcionado como un perro de ataque del imperialismo estadounidense. Eso constituye el corazón de “la relación especial” entre Israel y Estados Unidos (vea “Estados Unidos… Israel… y crímenes por todo el mundo”).
Tercera: el Holocausto, un crimen horroroso de este mismo sistema del imperialismo, no es ninguna justificación moral para estos crímenes de hoy. La...
tracking img