El existencialismo de Jean Paul Sartre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (707 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de agosto de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para sartre las cosas del mundo son seres en si, objetos que están ahí, puestos en el mundo, pero el hombre es un ser diferente, es un ser para si en cuanto tiene conciencia de su ser en el mundo. Eneste sentido el hombre no es una cosa sino un existente, su existencia es anterior a toda esencia. La existencia es el modo de ser del hombre en el mundo y consiste en la pura indeterminación. Segúnsartre la existencia es una experiencia porque no hay un único modelo de la humanidad, cada quien decide el sentido que le quiere dar a su vida: no hay caminos, cada uno tiene que labrar su propiocamino, solo, sin nada a lo que aferrarse porque únicamente cuenta con sus decisiones. Sartre resume esta posición diciendo que el hombre no es otra cosa que lo que el mismo se hace.
La antropologíaexistencialista de Sartre es supremamente interesante, para este pensador una característica fundamental del ser humano es la libertad: somos libres para decidir el sentido de nuestra existencia, pero nosomos libres para dejar de ser libres, estamos condenados a la libertad. Incluso cuando decidimos no decidir ya hemos hecho una eleccion, y cada eleccion trae una consecuencia existencial. Segun estolo que suceda en la vida individual sera producto de buenas o malas elecciones, pero por ningun motivo podemos echarles la culpa de lo que suceda a los demas.

Las posturas radicales y pesimistasde Sartre que aparecen en la novela La náusea (1938) y en El ser y la nada (1943) evolucionaron hacia una postura algo más optimista en El existencialismo es un humanismo (1946). Ahí ya no insiste enque el hombre sea una «pasión inútil», sino que el existencialismo se presenta como una doctrina de la acción, aunque permanezca la angustia.

El humanismo clásico admira a la humanidad en virtud delas producciones o valores de algunos hombres concretos, y considera que esencialmente el ser humano es el más perfecto de todos los seres, pues está hecho a semejanza del Dios trascendente. Este...