El existencialismo y martin heidegger

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6863 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MARTIN HEIDEGGER Y EL EXISTENCIALISMO

Presentado por:
Pinto Lady Estefanía
Santamaría Blanco Daniela

Presentado a:
Prof. Didier Lopera

FILOSOFÍA

10ºE

INSTITUTO EDUCATIVO RAFAEL URIBE URIBE
Medellín, Antioquia
2011

MARTIN HEIDEGGER

(1889 - 1976) nació en Messkirch, Alemania. Estudió en la universidad de Friburgo en 1923 fue nombrado profesor titular en Marburgo; en 1928fue nombrado profesor titular de Friburgo. Estudió con Rickert y Hursserl en 1933. Fue elegido director de la universidad iniciando una breve pero discutida etapa de su vida en la cual pareció adherirse al nacional socialismo. Sin embargo dejo el rectorado pocos mees después, continuando en la enseñanza, pero llevando una vida retraída, se le permitió ingresar a la universidad en 1952 pero desdeentonces su actividad propiamente universitaria fue intermitente. Heidegger resumió su pensamiento en diversas formulaciones: el tiempo y el ser, el ser y el lenguaje, el ser como esencia del ser del hombre, la erupción del ser, el pensador conmemorativo, el juego del ser, etc…

Durante un época fue común que Heidegger no alcanzo a salir del estado en la filosofía existencialista. La filosofíade Heidegger seria una filosofía de la existencia similar a las desarrolladas por Kierkegaard o a Jaspers; prueba de ello se indico que Heidegger no llego a completar ni siquiera la primera parte de el ser y el tiempo, por lo tanto la filosofía de Heidegger seria en el fondo una forma de existencialismo contemporáneo. Heidegger negó esto y afirmo que su verdadero interés no era la filosofíaanalítica sino las preguntas del ser y el tiempo. Podemos considerar esto como el primer ataque a la cuestión del ser afectando desde el ángulo de una analítica existenciaria, cuya dimensión capital es ontológica, Heidegger considero que su punto de partida es un punto de partida verdaderamente radical que el de toda la conciencia trascendental ya sea kantiana o husserliana.
El alemán Heideggerrechazó que su pensamiento fuera catalogado como existencialista. El equívoco provendría, según los estudiosos, de la lectura e interpretación del primer gran tratado del filósofo, "Ser y tiempo". En verdad, allí se plantea que el objetivo de la obra es la búsqueda del "sentido del ser" ; pero Heidegger, luego de esa especie de anuncio programático entiende que es previa a la buscada ontología odilucidación del ser, una "ontología fundamental" y al consagrarse a ella con método fenomenológico, se dedica a un análisis descriptivo pormenorizado y excluyente de la "existencia humana" o "Dasein", con una hondura y una originalidad, inéditas en la historia del pensamiento occidental, siguiendo el método fenomenológico de quien fuera su maestro: Edmund Husserl.

La característica principal delexistencialismo es la atención que presta a la existencia concreta, individual y única del hombre, por lo tanto, en el rechazo de la mera especulación abstracta y universal.

Heidegger, en efecto, se caracteriza, según algunos, por su firme pesimismo: considera al ser humano como yecto (arrojado) en el mundo; el Dasein se encuentra arrojado a una existencia que le ha sido impuesta, abandonado ala angustia que le revela su mundanidad, el hecho de que puede ser en el mundo y que por consiguiente, ha de morir. Sartre, siguiendo a Heidegger, también dista de caracterizarse por un estilo y discurso optimistas; plantea, al igual que Heidegger, al ser humano no tan sólo como yecto, sino como pro-yecto: un proyecto en situación. No obstante, estas posturas no tienen que comprendersenecesariamente como pesimistas; para Sartre la angustia de un alma consciente de encontrarse condenada a ser libre, significa tener en cada instante de la vida, la absoluta responsabilidad de renovarse; y de este punto parte Gabriel Marcel para sustentar una perspectiva optimista, que le lleva a superar cualquier oposición entre el hombre y Dios, en contradicción con la concepción atea de Sartre.
En la...
tracking img