El fantasma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1995 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
de canterville El fantasma
Cuando el señor Otis, ministro de E. U, adquirió el castillo de Canterville, todo el mundo le dijo que cometía un grave error, pues aquel castillo estaba embrujado. Incluso el señor Canterville se lo advirtió cuando trataron las condiciones de compraventa.
-Mi familia y yo – dijo el señor Canterville – nos hemos negado a vivir a allí desde hace muchotiempo. Es mi deber advertirle que el fantasma ha sido visto por todos nosotros.
-Señor Canterville- contestó el ministro sonriente- compraré el castillo con todo y fantasma por el mismo precio. Soy un hombre moderno y estoy seguro de que si queda toda vía un autentico fantasma, algún jovencito de mi país lo atraparán para colocarlo en uno de nuestros museos o exhibirlo como un fenómeno de feria.-El fantasma si existe- insistió el señor Canterville- hace más de 3 siglos que se le conoce- ¡bah! Los fantasmas no existen – contestó el señor Otis. – Bueno, si a usted le gusta tener un fantasma en casa, ¡qué mejor!; sólo recuerde que yo lo previne- concluyó el señor Canterville.
Después de unas semanas se cerró el trato el señor Otis y su familia se mudaron al castillo.
La familia Otisestaba formada por el ministro, la señora Lucrecia, el hijo mayor llamado Washington, una hija llamada Virginia y dos pequeños gemelos. La misma noche que llegó la familia Otis al Castillo, precisamente cuando estaban cenando, la señora Lucrecia observó una mancha de color rojo oscuro en el suelo, cerca de la chimenea, y le dijo a la empleada: -veo que se ha caído algo en ese sitio. –Sí,señora –contestó la empleada- es una mancha de sangre… -¡Es espantoso! – Dijo la señora Otis-. No me gustan las manchas de sangre en un salón. ¡Hay que limpiar de inmediatamente! –Esa sangre es de la señora Leonor de Canterville, que murió misteriosamente- replicó la empleada-, y dicen que su alma sigue en pena, vengando por el castillo. Es imposible borrar esa mancha- ¡tonterías-exclamó, el señor Otis-. Con un líquido quitamanchas desaparecerá en un instante. Y antes que la empleada pudiera intervenir, el ministro salió del comedor, regresó con un frasco y se arrodilló para frotar la mancha con el líquido. A los pocos instantes había desaparecido.
-¡Yo sabía que ese líquido la borraría!- exclamó en tono triunfal el señor Otis, pero apenas había pronunciado esas palabras unrelámpago ilumino toda la estancia y retumbó un gran trueno que hizo que la empleada se desmayara. Cuando volvió en sí, la mujer les comentó ha los señores Otis que había escuchado cosas terribles de aquel castillo. Ellos le aseguraron que no tenían miedo de ningún fantasma. La tormenta continuó toda la noche, sin que sucediera nada extraordinario. A la mañana siguiente, cuando la familia bajó adesayunar, encontraron nueva mente la mancha en el piso. El señor Otis comentó que no era culpa del líquido que había usado. Nuevamente frotó la mancha y esta desapareció. Sin embargo, al día siguiente apareció de nuevo. Durante varios días sucedió lo mismo: quitaban la mancha y al día siguiente aparecía. La familia Otis comenzó a aceptar la existencia del fantasma. Una noche después de la cena, todala familia se retiro a sus habitaciones, cuando el reloj marcó las once y media, todas las luces del castillo ya estaban apagadas. Al poco rato, el señor Otis despertó; había escuchado ruidos extraños y pisadas en el corredor. Se levantó de su cama, se puso unos zapatos cogió un frasco y abrió la puerta. Vio, frente a él, un fantasma de aspecto aterrado, con una larga cabellera gris, harapiento ycon las muñecas y los tobillos atrapados por pesadas cadenas oxidadas. –Mi querido señor –dijo el ministro-, perdone usted, pero sus cadenas asen mucho ruido y creo que necesita engrasarlas. Le presto un frasco de aceite quitarrechinidos. Solo lo dejare aquí junto a los candelabros y tendré mucho gusto de prestarle más si le hace falta. Después de decir esto, el señor Otis cerro la puerta y se...
tracking img