El fausto de goethe, la tragedia del desarrollo marshall berman

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1242 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Fausto de Goethe
La tragedia del desarrollo Marshall Berman MAESTRIA EN ESTÉTICA E HISTORIA DEL ARTE Universidad Jorge Tadeo Lozano Maestro: Alberto Vargas Relatoría por: Eric Nieto

Al relacionar el Fausto de Goethe

con episodios bíblicos que también son citados en el texto de Berman es posible encontrar en sus transformaciones la anatomía del despertar moderno, como héroe, profeta yMesías de su tragedia. Berman plantea que han sido múltiples reencarnaciones de Fausto y esta es la primera de ellas que le pide a Mefistófeles 1 el deseo del desarrollo. «Mi pecho, curado ya del afán de saber, no ha de cerrarse en adelante a ningún dolor, y en mi ser intimo, quiero gozar lo que de toda la Humanidad es patrimonio… en mi pecho hacinar sus bienes y sus males, y dilatar así mi propio yohasta el suyo y al fin, como ella misma, estrellarme también (1765-75)» Si comparamos esta escena con Eclesiastés se encuentran algunas similitudes en lo que concierne a su sed de sabiduría, aunque Fausto decide correr detrás del viento y agotarse hasta morir. 3 Propuse en mi corazón agasajar mi carne con vino, y que anduviese mi corazón en sabiduría, con retención de la necedad, hasta ver cuálfuese el bien de los hijos de los hombres, en el cual se ocuparan debajo del cielo todos los días de su vida. 4 Engrandecí mis obras, edifiqué para mí casas, planté para mí viñas; 5 me hice huertos y jardines, y planté en ellos árboles de todo fruto…..

1

pag 31, MARSALL Berman, Todo lo solido se desvanece en el aire, El Fausto de Goethe: La tragedia del desarrollo. Siglo XXI editores.

8 Meamontoné también plata y oro, y tesoros preciados de reyes y de provincias; me hice de cantores y cantoras, de los deleites de los hijos de los hombres, y de toda clase de instrumentos de música. 9 Y fui engrandecido y aumentado más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén; a más de esto, conservé conmigo mi sabiduría. 10 No negué a mis ojos ninguna cosa que desearan, ni aparté mi corazónde placer alguno, porque mi corazón gozó de todo mi trabajo; y esta fue mi parte de toda mi faena. 11 Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol.2 Parece que Salomón tiene esa experiencia de vida sin herramientas modernas pero al final de su experiencia encuentraque todo es vanidad. Fausto por otro lado encuentra la zozobra que lo deja ciego y esa ceguera esta relacionada con la muerte de Filemón y Baucis que representa sus orígenes, en su progresismo, elimina el camino de regreso, disipa su ego como la humanidad misma pero el ignora quien es, solo le queda seguir adelante. Al final observa sus obras desde esta montaña artificial ve lo que ha hecho con susmanos, y que en el futuro la población agradecerá sus esfuerzos, no segura pero si libre. El ha creado los hombres nuevos en busca de su propio desarrollo y libremente activos. El ha desaparecido ese viejo mundo que era represivo y vicioso, ahora en este nuevo sistema de abundancia para todos y sus trabajadores que están dispuestos a defenderlo hasta el final. Al hacer desaparecer a Filemón y Baucisal destruir el mundo premoderno ya no tiene mas razones para existir. Aquí con las ultimas campanadas encuentra el abrazo intimo de la muerte y su mundo interior parece nuevamente florecer. Logra expulsar a la culpa, la necesidad, la escasez pero zozobra queda con él, a pesar de sus objetivos de progreso y de la libertad de sus obras no la ha conseguido para si, no acepta la zozobra en ningúnsentido, y todo lo que ve es la grandeza de la noche que nunca contempló. Toma su desarrollo como único paraíso y muere al ruido de las maquinas. El día después del Domingo de resurrección cuando escuchó las campanas de su renacimiento, Cuando abre la Biblia al comienzo del Evangelio según San Juan «Al principio era el verbo»3, y decide ser no el que habla sino el que hace; aquí el nacimiento de lo...
tracking img