El fin de los salarios bajos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1303 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FIN DE LOS SALARIOS BAJOS
Dr. Peter Drucker.
Los niveles de salarios de los obreros se están haciendo cada vez más irrelevantes en la competencia mundial. La productividad todavía es importante en efecto, tiene cada vez más importancia. La calidad, diseño, servicio, innovación y marketing, están siendo todos más importantes. Pero la mano de obra como costo directo, se está transformandorápidamente en un factor cada vez menos importante.
La razón es que la mano de obra ya no representa una parte suficiente de los costos totales como para considerar los salarios bajos como una ventaja competitiva. Una norma bastante probada afirma que la producción extranjera debe ser a lo menos 5%, y probablemente 7,5% más barata que la producción local para compensar los costos considerables queimplica la distancia; transporte, comunicaciónes, viajes, seguros, financiamiento. Si los costos de los salarios caen bajo un 15% de los costos totales, es necesario que exista una diferencia de un 50% en los salarios a igual productividad laboral para compensar los costos de la distancia. Esto es prácticamente inaudito en países desarrollados.
Los costos de mano de obra de la industria de losEstados Unidos representan actualmente un 18% de los costos totales. Pero éstos han descendido del 23% en sólo unos años, y siguen bajando rápidamente en la medida que la productividad está subiendo a un ritmo acelerado. Una compañía o industria que actualmente opera a un costo de mano de obra de más de 15% ya se ha quedado muy atrás. GM aún tiene costos de mano de obra de casi 30%en parte debido a lasnormas de trabajo restrictivas de los contratos sindicales. Sin embargo, Toyota y Honda en sus plantas de los Estados Unidos, pagando los mismos salarios, operan a costos de mano de obra de menos de 20% y esperan reducirlos a 15% dentro de diez años, al igual que Ford.
En esta reestructuración en que los salarios de mano de obra dejan de ser el factor dominante en la fuerza competitiva y casidejan de tener importancia la industria americana y la japonesa está en iguales condiciones. Los japoneses están más avanzados en la reducción del contenido de mano de obra en las industrias tradicionales, como por ejemplo, autos y neumáticos; lo que les ayuda, evidentemente, es que no poseen impedimentos impuestos por las restricciones sindicales. En las industrias nuevas, de rápido crecimientoindustrias farmacéuticas, de especialidades químicas, biotecnología, comunicaciones, computadores y en algunas industrias antiguas como las del papel, Estados Unidos está a la cabeza. Europa, en general, apenas ha comenzado pero se está despertando.
Uno de los resultados de esto es que los fabricantes de los Estados Unidos lentamente están comenzando a repatriar operaciones que habían trasladado alextranjero precisamente porque ya no es necesario establecer los mismos puestos de trabajos que eliminaron cuando se trasladaron a otros países, 10 años atrás. Otro resultado bastante paradójico es que el empleo en fábricas no ha disminuido en los Estados Unidos, contrariamente a lo que afirman los sindicatos. Debido a que los costos de mano de obra por unidad producida han ido bajandoconstantemente, las fábricas de los Estados Unidos han podido aumentar su producción total, lo suficientemente rápido para mantener empleo de mano de obra en cifras absolutas. Esto es un contraste impresionante con Europa Occidental, en donde el empleo de las fábricas es aproximadamente cinco millones menos que hace 10 años.
La importancia cada vez menor de los costos de mano de obra como un factor decisivode competitividad, también está subyacente al rápido traslado de los fabricantes a sus mercados en todo el mundo desarrollado. La industria de los Estados Unidos efectuó este cambio en los años 60 y 70 en parte a través de la compra de compañías europeas por parte de multinacionales, o construyendo en Europa, parcialmente a través de «joint ventures» en Japón. Aún así, los fabricantes de los...
tracking img