El futuro de la misión de la empresa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1782 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FUTURO DE LA MISIÓN DE LA EMPRESA
El reto de conciliar la rentabilidad y la responsabilidad

El concepto de cultura se ha de entender como un “todo organizado” y como un “factor organizador” de la humanidad. Entre los siglos VIII y XI, durante el período histórico de la Edad Media, la sociedad giraba en torno a la Iglesia. Sin embargo, con el auge de la Revolución Industrial (siglo XIX) elhombre dejó a un lado su obsesión con lo eclesial y enfocó su atención hacia lo científico y el goce de bienes terrenales. Estas circunstancias, desplazaron la estructura social del feudalismo y dieron apertura a la nueva clase social de la burguesía; la relación “catedral- iglesia” sucumbió ante la nueva ecuación “fábrica- empresa”. Esta última, constituyéndose en el nuevo factor generador devalores. Este cambio radical de la nueva estructura social trajo consigo un dilema, aun presente hoy día. En esta sociedad, ahora orientada hacia el dinero, ¿Cómo se supera la incongruencia que yace entre el dinámico auge comercial e industrial y la amenaza que representa el dinero ante el futuro de la humanidad? Para superar este conflicto, es necesaria la reformulación de la conjugación de empresay sociedad. Para promover el cambio preciso, la empresa no se puede ver sólo desde la perspectiva operativa. Es imprescindible considerar su aspecto dinamizador, que sin duda alguna involucra al hombre. He aquí, la importancia de la cultura organizacional, o “el sistema de valores, creencias actitudes, hábitos, de normas y políticas que dan identidad, personalidad, y destino a una organización enel logro de sus fines económicos y sociales”. Este concepto se vale de cuatro factores vitales:

Los elementos dentro de la cultura organizacional tienen que estar integrados y sistematizados para que funcionen exitosamente. Además de los valores, creencias, actitudes, hábitos, normas y políticas, es fundamental considerar la historia común y los mitos, los rituales periódicos compartidos, lastradiciones, historias, etc. La identidad, o conciencia de ser, comunica la cultura organizacional y se traduce en la “sinergia de un grupo culturalmente bien integrado”. Toda empresa es mucho más que sólo un fenómeno económico, es agente transformadora de culturas, y por tanto debe velar por su responsabilidad sociocultural.

Así, la empresa enmarcada dentro de la modernidad, surge a partir delsiglo XVI; entendiendo a los hombres como “único género humano” y, al conjunto de pueblos como parte de un “único gran mercado”, o como lo denomina Immanuel Wallerstein- “economía-mundo”. De esta concepción del mundo como un sólo pueblo, nace la noción globalizante. Dicha noción, hacía referencia a “la voluntad de dominio científico y técnico de la naturaleza, el espíritu de empresa y laampliación de la oferta de los productos a nivel mundial”. No obstante, esta nueva visión sociocultural del mundo, ¿Qué implicaciones tiene en la empresa?

Tal como lo manifestaron Deal y Kennedy en 1983, en la nueva empresa, habrá un “colapso de la organizaciones jerárquicas tradicionales”, habrá espacio para las “organizaciones descentralizadas” en las que el trabajo se hará desde pequeñas unidadesunidas por sistemas informáticos y tele-comunicativos y para que todo funcione, habrá fuertes lazos culturales involucrados. La nueva empresa, caracterizada por una fuerte dirección y fuertes lazos culturales, va más allá de cómo funciona ésta y su cultura organizacional. Más bien, focaliza su atención a cómo funciona la empresa y la cultura organizacional y como éstas se relacionan a la culturahumana. Esta última relación ha sido plasmada en cuatro facetas distintas, según el período histórico en el cual emergieron:

Primera fase, siglo XIX; definida por el sueño de conseguir “trabajo y dinero a cualquier precio humano”. Segunda fase, finales del siglo XIX y principios del siglo XX; definida por el sueño de un “trabajo con un mínimo de dignidad humana”. Tercera fase, segunda mitad del...
tracking img