El gato negro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4475 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El autor interactúa con el lector involucrándolo en la narración a través de preguntas y sentimientos por medio de sus acciones.
En muchos párrafos el enunciador da a ver su debilidad y fracaso y logra opacar esta situación con su furia y maldad.
La lectura del Gato Negro cuenta con la presencia de un protagonista que narra desde la prisión “una serie de simples acontecimientos caseros” quedice él “me han atormentado, me han torturado y me han destruido”.  Y en ese largo párrafo inicial indica “...No espero, ni solicito crédito para la más extraña, y con todo la más sencilla, de las narraciones que he escrito” y lo único que pretende ante la proximidad de su muerte es “descargar mi alma”.  Hay en todas estas expresiones un sentido donde priva la minimización de hechos violentosejecutados por el hombre como el maltrato a los animales, el mutilar y ahorcar un gato, la agresión verbal, psicológica y física hacia la esposa y que culmina con la muerte, catalogando dicha violencia como “simples acontecimientos caseros”. Por otra parte, el contar y describir lo sucedido no es un acto de arrepentimiento y confesión, no apunta a lamentar el crimen de la esposa, sino que es para“descargar mi alma”, nunca para pedir por el perdón y la salvación de la otra, la que él asesinó. 
Dice el enunciado:
“.... mi mujer, que en el fondo no dejaba de ser algo supersticiosa, hacía frecuentes alusiones a la antigua creencia popular que consideraba a todos los gatos negros como brujas disfrazadas”.
Es evidente que el valor de “supersticiosa” asignado a la esposa – valor que él nunca seasigna a pesar de catalogar como “extraña” su  narración-, es de raigambre patriarcal y más bien constituye el disvalor expresado en la asimetría racional – irracional que caracteriza la comparación hombremujer.  La “superstición” está definida como una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón y, por ende, la superstición se hace acreedora de esos valores impropios del raciocionio delos hombres según la asimetría señalada.
Por otra parte, en la comparación “gatos negros – brujas disfrazadas” hay una triple disvaloración hacia lo femenino: primero, es producto de la “superstición”; segundo, deriva de una “antigua creencia popular” – poco racional por ser antigua, por ser simple creencia  y por prevenir del vulgo – y, tercero, por la propia asociación gato negro – bruja, dondehay otras dos macroasociaciones negativas al identificar la brujería como algo propio de la mujer y a esas brujas con la oscuridad.

En fin, el enunciado anterior refracta muy estrechamente las valoraciones asignadas por la ideología patriarcal al género femenino, pues le asigna disvalores y en todo caso la refiere ausente de identidad. Caso contrario es la valoración hacia el hombre, que se veexpresada en las siguientes letras:
                                                                                                                    
          “... mi temperamento y carácter general (me avergüenza confesarlo) experimentaron una alteración hacia lo malo debido al demonio de la intemperancia. Me hice más taciturno, más irritable y más desconsiderado para los sentimientos delos demás.  Yo sufría por usar con mi mujer un lenguaje brutal.  Finalmente incluso le infligí malos tratos”.
La agresión psicológica y física hacia la mujer derivada de carácter irritable, la desconsideración hacia los sentimientos de otros producto de su temperamento, su falta de templanza, sus inmoderaciones, groserías y maldades producto de ...¡un demonio!, el de la intemperancia. Justificación de la violencia genérica a partir no de su propio ser, sino por intermedio de lo demoníaco.  Él no es,  el demonio de la maldad que se le ha metido y lo lleva a cometer esos actos.  Así lo describe el hombre de carácter violento, ya que momentos antes de mutilar el gato negro y cuando este se defiende de la violencia del agresor...  “La furia de un demonio se posesionó de mí inmediatamente”...
tracking img